Seleccionar página

Desapariciones

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

PERSONAS DESAPARECIDAS O HECHAS DESAPARECER, AÚN SIN ESCLARECER

Son seis personas las que se encuentran desaparecidas desde 1973, 1976, 1980 y 1983 respectivamente. Estas seis personas tienen en común que desaparecieron al otro lado de los Pirineos: la última vez que se les vio con vida fue en Bidart, Behobia, Ziburu y Las Landas respectivamente. Todos los casos requieren un mayor contraste y esclarecimiento de lo sucedido y se diferencian del resto de secuestros porque no han sido hallados sus restos y sus seres queridos desconocen dónde fueron enterrados sus cuerpos. Tampoco se conoce quiénes son los autores materiales del secuestro o existen autorías contradictorias y un cúmulo de lagunas que están sin investigar y esclarecer.

El deseo común de todos los allegados podría resumirse en la petición realizada en el año 2000 por los familiares de uno de los desaparecidos: “Tenemos derecho a saber quiénes fueron los autores materiales y los responsables del secuestro, desaparición y asesinato de nuestro hijo y hermano, y que respondan de sus actos ante la justicia; a conocer la verdad de lo que sucedió con nuestro hijo y hermano; a exigir que el cuerpo de nuestro hijo y hermano nos sea devuelto por los que nos lo arrebataron, y tenemos el derecho de exigir que el cuerpo de nuestro hijo y hermano descanse en paz entre los suyos” (Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 405).

04/04/1973.
Tres varones de origen gallego, pero vecinos de Irún: un trabajador en una agencia de aduanas, de 29 años, que vivía en su domicilio familiar de esa localidad guipuzcoana; otro de 23 años y en paro, y un tercero de 25 años, intérprete en una empresa de transporte. Desaparecen en Bidart. Los tres eran naturales de A Coruña. ETA nunca reivindicó su secuestro, pero la familia siempre ha defendido que los mató ETA. La versión más difundida es la de que fueron confundidos con policías y se entabló una pelea en la discoteca “La Licorne” con, al parecer, varios refugiados vascos. Las primeras noticias de ese enfrentamiento la dieron los periódicos Hierro -editado en Bilbao- y ABC, pero ninguna fuente oficial confirmó a las familias la veracidad de esos relatos. Sus familias aseguran que estaban celebrando la despedida de soltero de uno de ellos, que se casaba un mes después, y que su pista desaparece en ese bar. Afirman que habían ido a ver la película “El último tango en París”, prohibida en el Estado español. No se volvió a tener noticia de los tres jóvenes. Tampoco se encontró el vehículo con el que se desplazaron a Ipar Euskal Herria. La familia puso denuncia de su desaparición en enero de 1974. Treinta años después, en 2004, la sobrina de uno de ellos, Coral Rodríguez, entonces parlamentaria del PSE, mandó varias cartas en las que pedía que quien supiera algo aportara información sobre el lugar en el que habían sido abandonados los cadáveres y logró el pronunciamiento del Parlamento vasco para instar al Gobierno a emprender el esclarecimiento del caso. El juzgado de Irún había decidido en octubre de 1975 su archivo por falta de pruebas. La familia sigue sin conocer lo que pasó en realidad y dónde se encuentran los restos de sus seres queridos.

Fuentes:
El Diario Vasco del 14/08/2006. Lo califica de “misterioso caso” y de “asesinatos sin resolver desde antes de la democracia”.
Rogelio Alonso, Florencio Domínguez y Marcos García Rey. Vidas Rotas, pp. 30 a 32. Espasa, Madrid. 2010.

23/07/1976.
Varón de 26 años. Natural de Donostia. Reivindica la acción el Comando Antonio Guezala de la Triple A. El 20 de enero de 1978, año y medio después del secuestro, la familia hace pública otra versión, la de que los autores pudieran ser miembros de Bereziak, fracción discrepante en el interior de ETApm de las posturas que defendía el desaparecido. Los Bereziak se separaron de ETApm diez meses después del secuestro, en mayo de 1977. En un reportaje-entrevista realizado por el periodista Fernando Lázaro al teniente general y ex director general de la Guardia Civil, José Antonio Sáenz de Santamaría, en El Mundo del 03/08/1998, el militar se decantaba del lado de los imputados Barrionuevo y Vera, acusados del secuestro de Segundo Marey, empleando la siguiente frase: “El secuestro de Marey es una ínfima mota de polvo dentro de lo que es el conjunto de la lucha antiterrorista”. Y seguidamente hablaba de la época anterior a que el PSOE cogiera el poder. Lo recoge textualmente El Mundo: “El teniente general recordó que durante muchos años ha estado participando en la lucha antiterrorista ‘y sé perfectamente cómo se trabajaba en aquella época y cómo se trabajó en la etapa del PSOE. No conviene remover el pasado, pero lo hechos, hechos son y el secuestro de Marey no debe hacernos olvidar que antes se produjeron otros hechos como el caso Almería, Cubillo, Montejurra, Argala, Pertur… que no conviene investigar, por el bien de España, pero que son hechos”. En el homenaje que le tributaron en Donostia el 16/07/2006, con motivo del 30 aniversario de su desaparición, sus compañeros volvieron a solicitar que se esclarezca su desaparición: “No debe ser considerado como un asunto zanjado sino que existen responsabilidades por parte de los estados español y francés para que este caso se aclare” (Noticias de Gipuzkoa, 08/07/2006). El propio periódico afirmaba que “la hipótesis más fundamentada apunta al BVE y la Triple A, así como a los servicios secretos españoles que desviaron la atención hacia un ajuste de cuentas de los milis”, aunque no ocultaba la existencia de la otra versión, la de los familiares. En este secuestro ha cogido fuerza en los últimos años la tesis de la implicación de fascistas italianos relacionados con los servicios secretos españoles y los grupos parapoliciales, tesis que está siendo investigada en los juzgados y que ha llevado al cine el director Ángel Amigo. En mayo de 2008, los padres presentaron una querella criminal para reclamar una investigación por parte de la Audiencia Nacional. Admitida la querella, el juez Fernando Andréu investiga tres opciones: que fueran sus camaradas quienes le mataron; que fueran grupos ultras españoles o que le ejecutaran neofascistas italianos por encargo de los servicios secretos españoles (El Correo, 28/06/2008). El delito no ha prescrito, ya que nunca apareció su cadáver.

Fuentes:
La Voz de España, de 30/05/1976. Reportaje de página entera con el titular “Diez millones para matar a quienes mataron”. En él se anuncia la caza contra los militantes de ETA por parte de “una organización que está dispuesta a pagar 10 millones de pesetas por la muerte de los dirigentes de ETA”. Se citan algunos nombres, entre ellos el de esta persona desaparecida, y se recuerdan algunos atentados.

Unidad, 28/07/1976.
El Mundo, 03/08/1998.
Noticias de Gipuzkoa, 08/07/2006.
Gara, 02/09/2007.
El País y Gara del 20/03/2011.
Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Terrorismo_tardofranquista

Entrevista a Ángel Amigo en Gara, antiguo compañero del desaparecido y director de la película El año de todos los demonios:

¿El libro que escribió sobre Pertur ha sido la base para realizar el documental?
No. El documental se ha hecho a sí mismo según íbamos trabajando. La idea surgió hace un año, cuando se celebró un acto de homenaje a la figura de Pertur con motivo del 30 aniversario de su desaparición y nos juntamos unos 500 ex poli-milis. Y surgió el tema. Había una serie de datos sueltos que no cuadraban bien con la tesis instalada en la opinión pública, y empezamos a investigar con un pequeño equipo.

Entonces, parte de un punto de vista diferente…
La clave, lo que ha cambiado, es el punto de vista. En aquel momento todos los análisis que se hicieron fueron en clave interna: se describía un conflicto interno y se le daba una solución violenta. Era la percepción que había, porque en realidad no hubo una acusación. ETA(pm) acusó a la Policía española, pero fue la familia la que explícitamente acusó a los Bereziak, que luego se integraron en ETA(m).

Y, ¿por qué 30 años después?
En treinta años no ha habido investigaciones definitivas. Ha habido intentos, pero ninguna investigación. Lo que hemos hecho es dar la vuelta al suceso, contar la historia en otra clave, con más referentes que la interna. Y era que la explicación de lo que ocurrió con Pertur sólo podía ocurrir en 1976, porque es el año que va desde la muerte de Franco a la reforma Suárez.

Un año clave…
Sí. Es un año en el que pudo pasar de todo; todo el mundo estaba tomando posiciones, los partidos no eran legales aún pero se aceptaban, los franquistas intentan mantener el poder… y en las ramas de ETA se plantea seriamente el tema de la lucha armada; en concreto, más en ETA(pm), y, más en concreto con Pertur como un poco el líder que planteó la prioridad de la vida política sobre la militar.

¿El documento Otsagabia?
Exactamente. Y todo eso en un conflicto interno. Pero ese año faltaba la percepción que había desde fuera de los movimientos que había dentro de ETA. Pero desde fuera no existía la percepción de que fue una cuestión interna, sino todo lo contrario. Es decir, Pertur es el superviviente de las caídas el año anterior de “El Lobo”, es prácticamente el único dirigente con antecedentes de responsabilidades importantes. Y, por otra parte, se dan una serie de circunstancias como que se trata de un año en el que en Euskadi se libran varias guerras que no tienen relación entre sí.

¿Es entonces cuando llegan los neofascistas italianos a los que alude el documental?
Detrás se esconde la ampliación de la «Operación Cóndor» de Pinochet a Europa y, en concreto, a Euskadi, que se materializa a través de una reunión que celebra el dictador chileno en Madrid, en el funeral de Franco, con el jefe de la DINA (servicio secreto chileno), que era el general Contreras, y un italiano que se denomina en clave como Alfa, junto a un policía español. Sistematizan todo un planteamiento en colaboración con los servicios de inteligencia españoles, con la Policía, para actuar contra ETA en el sur de Francia. Y este contexto da un perfil al caso completamente distinto al que podía haber. Además, en ese año en una semana se da la desaparición de dos policías, la fuga de Segovia, el secuestro de Berazadi, Montejurra…

¿Cómo llegan a la pista de los italianos?
Uno de los colaboradores del documental recordaba un artículo que publicó «El País» en 1984 en el que hacía referencia a los italianos. Sabíamos que habían estado en Montejurra, pero no más. Y a través de internet, escarbando, llegamos al conocimiento de que existía un sumario en Italia sobre neofascistas, y el sumario se llama así: «Contra ETA en el sur de Francia». Contactamos con el juez Giovanni Salvi, recuperó el sumario y tuvimos acceso a parte del mismo. Lo que se demuestra es que nunca hubo una investigación sobre el tema, y la que ha habido la han bloqueado.

¿Un sumario judicial en Italia?
Sí. En 1977 hay un neofascista, Pier Luigi Concutelli, que mata a un juez italiano y es detenido. Para el atentado utiliza una metralleta Ingrand o Marietta. Descubren con esta arma, llamando a la fábrica a EEUU, que pertenecía a una partida de tres metralletas compradas por la Brigada Central de la Policía española, y que el albarán estaba firmado por el comisario Conesa. Y tirando del hilo, el juez da con la conexión de los italianos con Pinochet, y consigue los archivos secretos de la DINA chilena que estaban escondidos en Argentina y en el que aparecían todos los datos de las actuaciones de los neofascistas italianos.

¿Y hay algo ahí sobre Pertur?
El sumario recoge las declaraciones de una decena de neofascistas, y todos coinciden en ratificar que estaban trabajando para sectores de la Policía española. Hablan sobre una serie de atentados perfectamente reconocibles, y dentro de esos testimonios hay uno que declara que Concutelli le había contado cómo habían secuestrado a un etarra al que habían narcotizado, lo habían trasladado a España y lo habían entregado a un grupo de la Policía española para que lo interrogaran y lo hicieran desaparecer. De confirmarse las declaraciones, sólo cabe que sea Pertur.

11/06/1980.
Varón de 22 años. Natural de Iruñea, destacado militante de los Comandos Autónomos Anticapitalistas. Se cree que desaparece en Ziburu, pero no se sabe con certeza el lugar. No se confirma hasta el día 15 su desaparición. Reivindica el secuestro el comando Perret del Batallón Vasco Español (BVE). La familia recibe varias llamadas en días sucesivos dando cuenta de que el cuerpo de su hijo se encontraba en diferentes lugares. Desplazados los familiares a los puntos indicados, no encuentran indicios de veracidad. La izquierda abertzale siempre ha mantenido la autoría de los grupos parapoliciales en la desaparición, incluso se suele citar el nombre de un conocido mercenario en su participación, pero un grupo de ex miembros de los Comandos Autónomos Anticapitalistas se lo adjudican a ETA en el libro Komando autonomoak, una historia anticapitalista (1998). No sucede así en otras dos publicaciones, una anterior, editada en 1996 por Likiniano Elkartea y la otra, diez años después, Emboscada en Pasaia. Un crimen de Estado. Comandos autónomos (2008). En la primera de ellas se responde a la Agencia EFE que, citando “fuentes de toda solvencia”, se achacaba la autoría de su desaparición a una tercera versión: que habían sido sus propios compañeros de militancia. En el texto, recogen la respuesta que los CAA dieron a esa “tendenciosa” acusación y señalan “el trasfondo político que conlleva la versión de EFE de involucrar a un refugiado en la desaparición”, para que “el Gobierno francés tome medidas contra los propios compañeros”. En ambas publicaciones siguen señalando a los grupos parapoliciales de la desaparición. La Audiencia Nacional sobreseyó el caso el 04/10/2004 por falta de pruebas, ante las protestas de la familia. Ésta realizó un llamamiento público a sus secuestradores el 08/06/2005, para que “pusieran fin de una vez a 9.316 días de sufrimiento”. El caso sigue sin esclarecerse.

Fuentes:
Informe sobre víctimas del terrorismo practicado por grupos incontrolados, de extrema derecha y el GAL, p. 37. Departamento de Interior del Gobierno Vasco, Dirección Atención Víctimas del Terrorismo (DAVT). Junio de 2008.
Komando autonomoak, una historia anticapitalista. Sasiaren Arantzakada. Zirikatu. Likiniano Elkartea, Bilbao, 1998.
Emboscada en Pasaia. Un crimen de Estado. Comandos autónomos, pp. 21 y 52. Virus, Barcelona, marzo de 2008.
Comandos autónomos. Un anticapitalismo iconoclasta. Félix Likiniano Kultur Elkartea. Noviembre de 1996, p. 36.

07/08/1983.
Lugar desconocido. Varón de 23 años. Natural de Heleta (Nafarroa Beherea), estudiante de Electrónica, profesor de AEK, deportista y dantzari en el grupo Arrola de Baigorri. Militante de Iparretarrak (IK). Tras un tiroteo con policías franceses en el camping Léon de Las Landas, en el cual un gendarme murió y otro resultó herido, el joven a quien luego se le dio por desaparecido huía campo a través, seguido por varios policías, la última vez que fue visto con vida. Mientras tanto, los otros tres componentes de IK lograron escapar robando un vehículo en el lugar. El periodista Eneko Bidegain recogió las declaraciones de unos testigos en su publicación Iparretarrak. Erakunde politiko armatu baten historia, que afirmaron que “el que escapaba parecía que estaba herido”. En el juicio celebrado el 23/03/2000 contra el comando de IK, la Policía francesa reconoció que no investigó la huida del militante. Tras diversas hipótesis, el 05/12/2003 hallaron semivacía una tumba en la que se pensaba pudiera yacer el cadáver, pero seis meses antes había sido profanada por desconocidos y no sirvió para avanzar en el esclarecimiento. Cinco años después, el Estado francés le dio por muerto oficialmente. Sus compañeros de militancia mantienen la tesis de que murió estando bajo el control de la Policía francesa.

Fuentes:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 499. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

Iparretarrak. Erakunde politiko armatu baten historia. Eneko Bidegain. Gatuzain, Baiona, diciembre de 2007, p. 146.
Euskadi 1983 de Egin, p. 87.

PERSONAS DESAPARECIDAS PERO ENCONTRADOS SUS CADÁVERES POSTERIORMENTE

Se recogen en este apartado aquellos casos en los que, a diferencia de las personas desaparecidas que no han sido hallados sus cadáveres, sí han podido ser recuperados sus restos y entregados a sus respectivas familias.

04/04/1976
Hendaia-Donibane Lohizune. Dos varones, inspectores de Policía destinados en Donostia. Uno de ellos de 31 años, natural de Calatayud (Zaragoza) y el otro de 26 años, natural de Madrona (Segovia). Desaparecen el 4 de abril ante el cine Varietés de Hendaia y sus cadáveres serán encontrados por casualidad, un año más tarde, el 18/04/1977, enterrados en la arena, en avanzado estado de descomposición, en el interior de un búnker de la playa Chambre d’Amour de Donibane Lohizune. Ni en su desaparición, ni posteriormente, hubo reivindicación alguna, aunque la Policía achaca a ETA su autoría.

Fuentes:
Unidad, 28/07/1976.
El País, 20 y 21/04/1977.

15/10/1983.
En Baiona. Dos varones de Tolosa, ambos de 20 años. Presuntos miembros de ETA, se encontraban refugiados en Baiona y habían solicitado asilo político. Fueron secuestrados, llevados al edificio gubernamental de La Cumbre en Donostia, donde fueron torturados por varios guardias civiles, según sentencia, y llevados posteriormente a Busot (Alicante) para deshacerse de los cuerpos, enterrándoles en cal viva. Les mataron de un tiro en la cabeza estando atados, amordazados y con los ojos vendados. El secuestro fue reivindicado por los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), siendo su primera reivindicación pública. Los cadáveres aparecieron por casualidad en 1985, con evidentes signos de mutilación por la tortura, y fueron depositados en el depósito del cementerio de Alicante, hasta que en 17/03/1995 pudieron ser identificados. En toda la trama estuvieron implicados el gobernador civil de Gipuzkoa, el comandante de la Guardia Civil de Intxaurrondo (ascendido después a general), un teniente coronel y dos guardias civiles, que fueron juzgados y condenados en el año 2000 a penas de entre 67 años y ocho meses y 71 años de cárcel. El guardia civil de más alta graduación ingresó en prisión el 14/07/2003, fue clasificado en tercer grado el 05/01/2005 y salió en régimen de semilibertad. El guardia civil de graduación inferior al anterior, ingresó en prisión el 14/07/2003, fue clasificado en tercer grado el 27/01/2005 y consiguió pasar a régimen de semilibertad. Uno de los dos números de la guardia civil encausado, ingresó en prisión el 20/05/1996, fue clasificado en tercer grado el 08/03/2002 y, cumplidas ya otras condenas, en 2008 extinguía condena en régimen de semilibertad al encontrarse clasificado en tercer grado, mientras que el otro agente ingresó en prisión el 20/05/1996, fue clasificado en tercer grado el 11/12/2003 y, cumplidas otras condenas, pasó a régimen de semilibertad. El alto responsable político tuvo varios ingresos en prisión por esta causa: del 19/06/1996 al 28/01/1997; del 09/05/2000 al 23/07/2001 y finalmente ingresó de nuevo en prisión el 10/10/2001, fue clasificado en tercer grado el mismo día de su ingreso y accedió a la libertad condicional el 17/10/2001. El caso sigue parcialmente resuelto.

Fuentes:
El Mundo, 02/11/2010 y dossier en: http://www.elmundo.es/nacional/lasa-zabala/
Gara: http://www.gara.net/paperezkoa/20100810/214692/es/Gal-media-docena-juicios-para-27-muertes
Informe sobre víctimas del terrorismo practicado por grupos incontrolados, de extrema derecha y el GAL, pp. 51 y 52. Departamento de Interior del Gobierno Vasco Dirección Atención Víctimas del Terrorismo (DAVT). Junio de 2008.

El único testigo está en los GAL, en La guerra sucia 1975-1995, dossier en Euskadi 1995 del anuario de Egin, pp. 265 a 269.

18/04/2009.
Varón donostiarra, residente en Atheze; estuvo preso durante 21 años. Desaparece tras coger un tren a las 07:00 en la estación de Baiona con destino a Tolouse. Al no tener noticias de él y no acudir a una cita importante con el médico (estaba muy enfermo), la familia presenta una denuncia ante la Fiscalía francesa y da a conocer su desaparición el 15 de mayo. El 19 de mayo, ETA afirma que el desaparecido debería haber acudido a una cita acordada con ellos en Toulouse. A pesar de una intensa búsqueda y de rastreos, contactos, interpelaciones y movilizaciones, la persona en cuestión no aparecerá hasta casi un año después, el 11 de marzo de 2010, en una morgue de Toulouse. Por las investigaciones realizadas, se sabe que once días después de su partida es encontrado tirado en el boulevard Estrasburgo de Tolouse. Estaba indocumentado, vestía diferente y tenía encima 500 euros. Fue ingresado en el Centro Hospitalario Universitario de la localidad y el 11 de mayo falleció sin ser oficialmente identificado, por lo que fue enviado a la morgue hasta que fue “descubierto” once meses después, a pesar de la requisitoria judicial. A su vez, la Fiscalía de Baiona había cursado en febrero una Comisión Rogatoria a la Audiencia Nacional para la investigación en el Estado español de su desaparición. La autopsia del cadáver no fue realizada en presencia de los médicos designados por la familia. Mientras que la versión oficial defiende que la persona desaparecida enfermó y no llegó a su destino, que murió de un colapso del corazón y del sistema respiratorio, y que no hay indicios de golpes en el cuerpo, la familia, abogados y amigos acusan directamente a las fuerzas policiales españolas de su muerte y a los servicios secretos franceses por mantener escondido el cuerpo durante todo ese tiempo.

Fuentes:
El País del 12/03/2010 y Gernikako seme-alabak, pp. 550 y 551.

CASOS QUE NECESITAN MAYOR CONTRASTE E INVESTIGACIÓN

12/03/1956.
En Santo Domingo (República Dominicana). Varón de 41 años, natural de Amurrio, exiliado vasco en 1939 (primero en Burdeos), miembro del PNV y delegado del Gobierno vasco en Nueva York. Fue visto por última vez en 1956 en una estación de metro de Nueva York, vestido con un abrigo gris, sombrero y portando un maletín. A partir de ahí desaparece misteriosamente, aunque se sabe que fue secuestrado y trasladado a la fuerza a Santo Domingo, donde le mataron. También se conoce que la CIA registró su apartamento antes de dar la noticia del secuestro. Fue dado oficialmente por muerto el 30/08/1963, pero su cadáver nunca ha aparecido.

Fuentes:
El rastro de Galíndez, en El País del 23/11/2006.
Auñamendi: http://www.euskomedia.org/aunamendi/55785

11/05/1979.
En Hendaia. Varón de 68 años, casado con una mujer de Irún, exiliado en esa localidad de Lapurdi al acabar la guerra. Durante la misma, fue integrante del Batallón Durruti. Desaparece a las pocas horas de que en las proximidades de su domicilio muriera un refugiado vasco cuando huía de un control policial y creía ponerse a salvo en un colegio, con la mala suerte de que el guarda del mismo le confundió con un ladrón y le disparó hiriéndole mortalmente. A las pocas horas de este suceso, el veterano anarquista fue interceptado por tres individuos que le obligaron a subir a un coche. Desde ese momento no se ha sabido nada más de él. En Gernikako seme-alabak aventuran que “algo pudo ver o sospechar relacionado con la muerte del refugiado vasco. Un militar retirado, veterano de Indochina, (citan su identidad), fue el autor del disparo y podría ser parte de aquel rompecabezas nunca resuelto” (p. 785).
Fuente:
Gernikako seme-alabak, p. 785.

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies