Seleccionar página

En manifestaciones

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

PERSONAS MUERTAS EN MANIFESTACIONES O PROTESTAS

Situaciones en las que fueron conculcados principios incluidos en el Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley en el marco de manifestaciones y movilizaciones de todo tipo.

29/10/1969.
En Erandio. Varón de 31 años, padre de dos hijos. Muerto por un tiro en el vientre disparado a corta distancia por un agente de la Policía Armada durante una manifestación al día siguiente de la huelga general (día 28) contra la contaminación atmosférica causada por las fábricas del lugar, especialmente de Remetal e Indumetal. Morirá en el hospital el día 30. La Gaceta del Norte editorializaba así el día 31: “Sería lamentable que la tensión que se ha producido en estos tristes sucesos tratara de aprovecharse por elementos subversivos, que nunca faltan, para crear más problemas de orden público que la autoridad tiene el deber de reprimir. Pero también hemos de lamentar que los agentes de la autoridad, en el ejercicio de su función legítima y justa, utilicen medios de represión que, empleados sin la debida prudencia, deriven en situaciones que por su evidente gravedad tenemos todos la obligación de evitar” (Serenidad a todos, 31/10/1969).

Fuentes:
Anna Bogaz Cerezuela en Las caras ocultas del poliedro (libros libres de rebelión.org).

La Gaceta del Norte, 30/10/1969 y 31/10/1969

Josu Cerrato. Erandio. Kutsadurak odola edan dio. Eguzki, Bilbao, 1994.

12/11/1969.
En Erandio. Varón de 55 años, padre de dos hijos. Había sido herido grave por disparos de la Guardia Civil el día 28 de octubre, en el transcurso de una huelga general vecinal contra la contaminación atmosférica, principalmente por las empresas Remetal e Indumetal. La bala le había entrado cerca de una de sus cejas y se alojó en el cerebro. La Gaceta del Norte lo contaba así: “El herido grave recibió casualmente en la frente el impacto de una bala perdida cuando salió al balcón de su casa, situado en un cuarto piso, para aconsejar a su esposa que entrase para evitar todo peligro”. Cuatro personas más fueron heridas de bala, uno de ellas murió. Durante esos días, la compañía de caballería de la Policía Armada recorrió los diversos barrios, en cuyos balcones colgaban sábanas blancas con crespones negros. No hubo responsabilidades.

Fuentes:
Anna Bogaz Cerezuela en Las caras ocultas del poliedro (libros libres de rebelión.org).

La Gaceta del Norte, 30/10/1969 y 31/10/1969

Josu Cerrato. Erandio. Kutsadurak odola edan dio. Eguzki, Bilbao, 1994.

08/12/1970.
En Eibar. Varón de 21 años, trabajaba como electricista en el taller de su padre, miembro del PCE(i). Había sido herido de bala el día 4 de diciembre, a corta distancia, durante una manifestación de protesta ante contra el Juicio de Burgos, por un policía de paisano que posteriormente fue ascendido de categoría y enviado a Valladolid. Era el segundo día de huelga general. Su hermano recuerda en Deia que “Eibar estaba tomada por la Guardia Civil y los secretas llegaron por una de las calles de la ciudad armera ‘disparando a todo lo que se movía’. La manifestación se rompió y unos se echaron al monte y otros se escondieron donde pudieron. ‘Cuando llegué a casa me enteré de que a mi hermano le habían disparado. Fue de muy cerca, no fue una bala perdida como nos dijeron las autoridades’. Con el hígado destrozado y sin capacidad de reacción, falleció cuatro días después en Donostia”.

Fuentes:
Deia, 06/12/2009.
http://www.deia.com/2009/12/06/politica/lagunas-de-la-memoria

Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

31/08/1975.
En el barrio de Gros de Donostia. Varón de 23 años, miembro del EMK. Un sargento de la Policía Armada, profesor de Educación Física en el colegio Marianistas de la capital guipuzcoana, le disparó desde la entrada de un bar cuando llevaba una pancarta en una protesta contra los juicios de Garmendia, Txiki y Otaegi.

Fuentes:
Joseba Macías en Deia, 30/09/2005.

Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

03/03/1976.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 19 años, trabajador de la empresa Agrator en la capital alavesa. Varias dotaciones de la Policía Armada disparan contra los trabajadores y ciudadanía que salía de la iglesia de San Francisco de Asís, en la que se había convocado una asamblea durante la huelga general convocada el 3-M. Mueren cinco trabajadores y más de un centenar de personas resultan heridas, muchas de ellas por disparos de bala.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política,
pp. 382 a 385 y 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

03/03/1976.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 17 años, compaginaba sus estudios con el trabajo en una panadería. Muere por disparos de la Policía Armada a la salida de la Iglesia de San Francisco, durante la huelga general del 3-M. En total mueren cinco trabajadores y más de un centenar de personas resultan heridas, muchas de ellas por disparos de bala.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 382 a 385 y 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

03/03/1976.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 27 años, trabajador de Forjas Alavesas. Muere por disparos de la Policía Armada a la salida de la iglesia de San Francisco, donde se estaba celebrando una asamblea informativa sobre la huelga general. En total mueren cinco trabajadores y más de un centenar de personas resultan heridas, muchas de ellas por disparos de bala.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 382 a 385 y 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

06/03/1976.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 32 años, trabajador de la empresa Basa (Grupo Arregui) de la capital alavesa. Había sido gravemente herido el día 3 de marzo, por disparos de la Policía Armada, durante la huelga general, cuando morirán además otros cuatro trabajadores y más de un centenar de personas resultarán heridas, en gran parte por disparos de bala.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 382 a 385 y 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

08/03/1976.
En Basauri. Varón de 18 años, muerto por disparos de agentes de la Guardia Civil en el transcurso de una manifestación que protestaba por las muertes del 3 de Marzo en Gasteiz.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

08/03/1976.
En Tarragona. Varón de 19 años. La Policía carga contra una manifestación que protesta por la masacre de Gasteiz. La víctima trata de refugiarse en una azotea y cae al ser perseguido por los agentes que se convierten en los únicos testigos de lo sucedido y ocultaron el fallecimiento durante varias horas.

Fuentes:
http:/www.martxoak3.org

Carlos Carnicero Herreros. La ciudad donde nunca pasa nada. Vitoria, 3 de marzo de 1976. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, Gasteiz, mayo de 2007.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

14/03/1976.
En Roma. Varón de 52 años, ingeniero, muerto al disparar la Policía italiana contra una protesta ante la embajada española, por las muertes del 3 de Marzo en Gasteiz.

Fuentes:
Carlos Carnicero Herreros. La ciudad donde nunca pasa nada. Vitoria, 3 de marzo de 1976. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, Gasteiz, mayo de 2007.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

06/04/1976.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 30 años, trabajador de Grupos Diferenciales. Muere en el hospital por las heridas causadas durante la huelga del día 3 de Marzo. La Policía Armada entró en la Iglesia San Francisco de Gasteiz, en la que estaba prevista realizar una asamblea de trabajadores y, haciendo caso omiso de la decisión del párroco y del contenido del Concordato, conminó al desalojo. Apenas unos segundos después, disparaban gases lacrimógenos en un recinto cerrado y abarrotado de gente creando indignación y sobre todo pánico. Los que salieron por delante, medio asfixiados y con pañuelos en la boca, fueron apaleados por los flancos, y a los del frente les dispararon con metralletas y pistolas. Murieron cinco trabajadores y más de un centenar de personas resultaron heridas, muchas de ellas por disparos de bala.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 454. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

08/09/1976.
En Hondarribia. Varón de 24 años, delineante. Muerto al término de una manifestación pro amnistía, en plenas fiestas de la localidad guipuzcoana. El guardia civil autor de los disparos fue amnistiado el 29/11/1977 y sobreseída la causa el 01/12/1977.

Fuente:
El País, 01/12/1977.

09/01/1977.
En Sestao. Varón de 16 años, hijo de un trabajador de la empresa Babcock Wilcox, afiliado a CCOO. Murió de un infarto durante una carga policial, con botes de humo y pelotas de goma, contra una manifestación. Al parecer, se encontraba en una sala de futbolines y ante el pánico por la irrupción de la Policía, había intentado refugiarse en un bar, pero al terminar los incidentes fue encontrado tendido en el suelo con la cara amoratada e hinchada. Ingresó cadáver en el Hospital de Cruces. En su funeral, el sacerdote que ofició el acto afirmó que “también de pánico se puede morir”.

Fuentes:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

Gernikako seme-alabak, p. 368.

14/03/1977.
En Donostia. Varón de 20 años, estudiante de Empresariales. Herido dos días antes (12 de marzo), murió por el impacto de una pelota de goma disparada por un miembro de la Policía Armada estando dentro de su vehículo, en el transcurso de la I Semana pro Amnistía.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

30/03/1977.
En Donostia. Varón de 68 años, natural de Errenteria, miembro de ANV. Había sido herido el día 15 de marzo por el impacto de una pelota de goma disparada por la Policía Armada contra los integrantes de una manifestación, cuando se encontraba en las cercanías del Kursaal de Donostia.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

12/05/1977.
En Errenteria. Varón jubilado, de 78 años. Natural de Pasai Antxo y vecino de Errenteria. Había pertenecido al sindicato ELA y fue condecorado por el Estado francés por su actuación en la resistencia contra los nazis. Se encontraba en la Alameda, cerca de una asamblea informativa. Era día de huelga general. Recibe un disparo de la Guardia Civil, seis de cuyos miembros se encontraban junto al restaurante Panier Fleuri. La bala le atravesó el tórax. El gobernador prometió esclarecer los hechos, pero aunque “los testigos identificaron qué agente efectuó los disparos” no hubo actuación alguna.

Fuentes:
Noticias de Gipuzkoa del 18/07/2011 afirma que al autor de los disparos “le llamaban El Rizos y era riojano”, y que “en una de las pocas ocasiones que habló sobre estas cuestiones, balbuceó: ‘se me escapó”.

Amnistía a sangre y fuego, en Punto y Hora de Euskal Herria, de la semana 19 al 25 de mayo de 1977, pp. 3 y siguientes.

13/05/1977.
En Pamplona. Varón de 72 años. Murió de un ataque al corazón tras impactar un tiro en el balcón de su domicilio, en el que se encontraba asomado, durante la celebración de una manifestación pro amnistía. No se llegó a conocer al policía autor del disparo.

Fuentes:
Amnistía a sangre y fuego, en Punto y Hora del 19-25 de mayo 1977, p. 7.

Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

13/05/1977.
En Pamplona. Varón de 28 años, natural de Aranjuez y cuya familia residía en el barrio Beraun de Errenteria. Trabajaba como cajista en los talleres del periódico “La Voz de España”. Tenía el carné de CCOO. Según los testigos de lo sucedido -entre ellos el ex alcalde de la localidad navarra de Antsoain-, recibió un tiro en el cuello a la entrada del bar Manuel de la capital navarra. Tras caer al suelo, siguió siendo golpeado por un policía. El autor fue reconocido por los testigos, ostentaba el grado de cabo, pero no fue procesado.

Fuentes:
El País, 04/01/1978: “El Ayuntamiento de Pamplona denunciará a la fuerza pública por su actuación en la semana pro amnistía, durante los días 14, 15 y 16 de mayo pasados, según un acuerdo tomado por unanimidad en la última sesión del pleno municipal”.

Amnistía a sangre y fuego, en Punto y Hora del 19-25 de mayo 1977, pp. 7 y siguientes.

Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

23/05/1977.
En Errenteria. Varón de 63 años, muere en el hospital tras haber sido herido de bala en el pecho el día 13 de mayo, cuando se encontraba en el balcón de su casa en la calle Viteri, durante la segunda jornada de huelga general. Eran los 22:30 y no había incidentes de resaltar en la calle. El disparo fue realizado, al parecer, desde el monte Altamira de esa localidad guipuzcoana, donde se encontraba apostada una patrulla de la Policía Armada. El gobernador dio su palabra de que esclarecería el caso, pero no se llegó a conocer al autor del disparo.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

08/07/1978.
En Pamplona. Varón de 22 años, miembro de LKI y del CEN estudiantil. Tras la irrupción de la Policía en el interior de la plaza de toros, en plenas fiestas sanfermineras, y las sucesivas cargas policiales. Muere por disparos de un policía en las cercanías del coso taurino durante las protestas que siguieron a la actuación policial, que causó alrededor de 80 personas heridas.

Fuentes:
Francisco Letamendia en Historia del nacionalismo vasco y de ETA: Introducción a la historia del País Vasco. ETA en el franquismo. (1951-1976). Tomo II, p. 164. R&B Ediciones, 1994.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

11/07/1978.
En Donostia. Varón de 19 años, natural de Astigarraga. Fue miembro de los Comités Antinucleares. Participaba en el momento de su muerte en la calle San Bartolomé de la capital guipuzcoana en una protesta por la muerte de Germán Rodríguez en Sanfermines de Pamplona, cuando un policía de paisano dispara con su pistola desde la cuesta de Aldapeta, alcanzándole mortalmente. El 30/07/1985 fue sobreseído el caso provisionalmente, después de haber tomado declaración a más de sesenta policías y no haber encontrado el arma ni el autor de los disparos.

Fuentes:
Deia de 12/07/1978.

El Alcazar de 12/07/1978.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 455. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

03/06/1979.
En Tudela. Mujer de 23 años, estudiante y trabajadora. Miembro de los Comités Antinucleares de Donostia y del grupo ecologista del barrio de Egia. Se celebraba el día internacional contra la energía nuclear y se cuestionaba asimismo el polígono de tiro de las Bardenas. Recibe un tiro en la nuca cuando se encontraba sentada pacíficamente. El guardia civil autor del disparo fue condenado a 18 meses de cárcel. A los pocos años fue condecorado por sus “méritos” en la Ribera navarra.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

29/06/1979.
En Errenteria. Mujer de 78 años de edad. Atropellada por un vehículo de la Policía Nacional que circulaba en dirección contraria para intentar atajar una manifestación que se llevaba a cabo en esa localidad guipuzcoana.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

01/09/1979.
En Donostia. Varón de 18 años, natural del barrio del Antiguo (Donostia). Muere de un tiro en el pecho disparado por un policía secreta, en una barricada junto al Ayuntamiento de la capital guipuzcoana.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

23/11/1984.
En Bilbao. Varón de 53 años, padre de dos hijos, trabajador de Astilleros Euskalduna. Muere de un infarto por la tensión creada cuando trataba de eludir la carga policial dentro del propio recinto de los astilleros, ante la que los trabajadores tuvieron que refugiarse en un buque de la ría. “Murió por infarto cuando trataba de protegerse de la fuerza pública”, que “utilizó fuego real de metralleta y protagonizaron actos de inusitada brutalidad” (Tonia Etxarri y Patxo Unzueta en El País, 24/11/1984). La Policía “no dejó salir del barco a nadie para atenderle” y “cuando ya le pudimos sacar no se le pudo reanimar y murió” (Emilio Urreta, delegado de ELA). Según El País del 27/11/1984, “además de que se registraran numerosos heridos se produjeron destrozos de considerable importancia en los locales sindicales de la factoría” durante la intervención policial. En las calles de Bilbao, un policía uniformado desenfundó su pistola. El País lo relató así el 24/11/1984: “La actuación policial fue brutal (…) los que actuaron ayer tuvieron un comportamiento absolutamente desproporcionado y hasta provocador, según se puso de relieve en algunas de sus actuaciones. Los enfrentamientos se iniciaron a las 6,45 de la mañana, cuando entraban los trabajadores a los astilleros. En ese momento, según testigos presenciales citados por Efe, la fuerza pública cargó contra los trabajadores ‘sin que con anterioridad se produjese ningún incidente y sin previo aviso’. Una tanqueta de la policía derribó la caseta del guarda y parte de la valla de entrada a la factoría.” Y editorializó así, el 25/11/1984: Gobierno, cómplice. Los actos vandálicos protagonizados por miembros de la Policía Nacional en su desalojo de los astilleros de Euskalduna merecen algo más que una protesta. Dedicarse a destrozar las sedes de los sindicatos legales, arrancar retretes y protagonizar escenas que recuerdan el pillaje mercenario dice muy poco en favor de esos guardianes del orden público que se dedican a perturbarlo. La utilización de armas de fuego con serio peligro para la vida y la integridad física de las personas no tiene justificación alguna. El argumento de que algunos huelguistas del astillero venían ellos mismos protagonizando protestas de inusual dureza y agresiones a la fuerza pública no exonera a ésta de la culpabilidad de su abuso. Esperamos que el fiscal tome cartas en el asunto y que el Ministerio del Interior no cierre una vez más los ojos ante hechos como éste e informe sobre quién dio la orden de disparar y por qué, y si el vandalismo de los guardias fue sugerido o tolerado por sus oficiales. Las circunstancias añadidas de que la sede sindical de UGT fuera respetada por estos piquetes uniformados infunde la tenebrosa sospecha de que la Policía Nacional discriminó por su cuenta y riesgo quiénes debían ser castigados con su azote y quiénes no. La muerte de un trabajador por infarto de miocardio no es sólo un hecho casual y lamentable. La presunción de que la brutalidad policial haya podido acelerar o motivar el infarto no es gratuita y merece una investigación seria por parte del ministerio público. No se puede descartar a priori la responsabilidad de la policía en este fallecimiento, y mucho menos en las heridas recibidas por otros huelguistas. (…) Esperemos que el Gobierno civil de Vizcaya, el delegado del Gobierno en Euskadi, el director general de la Policía y el Ministro del Interior expliquen cuanto antes si aprueban los actos protagonizados por sus subordinados, y los disculpan. Porque si no los investigan, no depuran responsabilidades y no castigan a los eventuales culpables, ellos mismos serán cómplices de los abusos. El PSOE protestó justamente cuando estaba en la oposición y Rentería fue literalmente planchada por guardias borrachos y encolerizados. En el caso de ahora, la reacción del Gobierno ha sido más pobre, mucho más indigna y peor que la que tuvieran los ministros de UCD en su día.”

Fuentes:
Declaraciones de Emilio Urreta, delegado sindical de ELA en La Naval y antiguo trabajador del astillero Euskalduna de Bilbao, en Gara del 24/11/2004.

El País del 24/11/1984, 25/11/1984 y 27/11/1984.
http://elpais.com/diario/1984/11/25/opinion/470185203_850215.html

14/05/1994.
En Pamplona. Varón de 77 años, natural de Iruñea. Fue ingresado el 17 de abril en un centro hospitalario, tras una parada cardiorrespiratoria al penetrar ese día en su vivienda un bote de humo lanzado por la Policía que dispersaba una manifestación en el Casco Viejo. Su compañero de piso también fue hospitalizado por el humo inhalado. La Policía no identificó al autor del disparo y la denuncia fue sobreseída por la Audiencia Provincial.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

09/02/1995.
En Ondarroa. Varón de 68 años, natural de esa localidad vizcaína. Muere de un infarto de miocardio tras haber sido zarandeado por miembros de la Ertzaintza en las cercanías de la comisaría de la localidad, al querer proteger a un joven de las Gestoras pro Amnistía contra el que se dirigían los ertzainas, cuando éste convocaba a acudir a una asamblea (que se celebraba semanalmente) desde la megafonía de un vehículo.

Fuente:
Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

30/06/1995.
En Donostia. Mujer de 58 años, madre de seis hijos, natural de la capital guipuzcoana. Recibe el impacto de un pelotazo en el abdomen disparado a pocos metros por la Ertzaintza el 22 de junio, durante una concentración ante la Paloma de la Paz del barrio de Amara de la capital guipuzcoana, y fallecerá de una infección generalizada en la Residencia Sanitaria de Donostia. La familia puso una denuncia para que se identificara al autor de los disparos y manifestó que “no tenemos dudas de que el disparo fue premeditado, de que no se escapó, sino que fue una agresión violenta, pues no hubo provocación ni nadie gritó nada” (Gernikako seme-alabak, p. 536). El consejero de Interior del Gobierno vasco amenazó con querellarse con quien acusara a la Ertzaintza del desenlace fatal, catalogando de circunstancial el pelotazo en la causa de la muerte, ya que la difunta había sido transplantada de riñón. Ni los forenses ni el juez vieron relación alguna entre la actuación policial y el fallecimiento. Tampoco el Instituto de Toxicología (El País, 21/07/1995). A ello contestó públicamente el médico de cabecera de la difunta (El País, 28/07/1995) a nivel profesional, que concluía diciendo: “lo que está claro es que Rosa era una mujer que se encontraba bien hasta el día del pelotazo y que falleció a los ocho días de haberlo recibido”. A su vez, el perito de la familia adujo que el óbito se debió a un “shock séptico derivado de un traumatismo abdominal”, pero finalmente el juez archivó el caso en septiembre de ese año (El País, 22/09/1995).

Fuentes:
El País del 28/07/1995.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/PAIS_VASCO/muerte/Rosa/ Zarra/elpepiopi/19950728elpepiopi_6/Tes

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

14/03/2004.
En Hernani. Vecina de esta localidad, de 58 años, madre de tres hijas. Sufre un infarto cuando la Ertzaintza carga contra una manifestación que protestaba por la muerte de Ángel Berrueta el día anterior. Mientras que Interior niega relación causa efecto, los testigos aducen que la carga fue “brutal, sin tiempo a desalojar” y que la víctima intentó guarecerse en un portal, donde “cayó desplomada”. Su hija solicitó ayuda a un ertzaina, pero según ésta, se la negó. Los intentos por reanimarla, incluso con la llegada de la ambulancia, fueron infructuosos. A la familia se le denegó la presencia de un médico particular en la autopsia. Existen pruebas gráficas de cuándo comenzó la carga y cómo se desarrolló.

Fuentes:
Gara de 15/03/2004, pp. 2 y 3

Rueda de prensa de la familia, abogados y testigos, en Gara, 17/03/2004.

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 456. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

CASOS QUE NECESITAN MAYOR CONTRASTE E INVESTIGACIÓN

Se encuadran aquí aquellos hechos de los que no tenemos la suficiente información a la hora de hacer público este listado.

24/08/1994.
En Montevideo (Uruguay). Dos varones, jóvenes uruguayos, que participaban en las protestas contra la extradición de tres refugiados vascos y en demanda del derecho al asilo en su país, son abatidos por los disparos de la Policía en Montevideo, Uruguay.

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies