Seleccionar página

Bajo custodia policial

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

DENUNCIAS DE TORTURAS BAJO CUSTODIA POLICIAL

Casos en los que, por diversas razones, las fuerzas de seguridad no han cumplido con el deber de garantizar la vida y la integridad física o psíquica de personas puestas bajo su custodia. Situaciones en las que se conculcan derechos consagrados en los Principios Básicos para el Tratamiento de los Reclusos de la ONU (1990) y en el Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas sometidas a cualquier forma de Detención o Prisión (1988), y en las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos (1977), asimismo de la ONU. En los casos de tortura es asimismo de aplicación la Convención contra la Tortura, entre otros instrumentos internacionales.

Son miles las personas que han denunciado haber sufrido torturas y malos tratos en todos estos años. También lo han hecho diferentes organismos, entre otros el Parlamento vasco en sesión del 16/05/2008 y el Relator especial de la ONU para la tortura, así como CPT, AI y TAT; estos últimos contabilizaban 7.000 denuncias hasta 2006 (1) y Euskal Memoria Fundazioa llega a las 10.000 hasta 2010 (2). No estamos en condiciones de mencionar en estos momentos todas las denuncias habidas, por lo que se recogen unos ejemplos de testimonios en espacios temporales distintos.

(1) Rueda de prensa de Torturaren Aurkako Taldea (TAT) el 07/12/2006, datos referidos a Euskal Herria desde 1978 hasta esa fecha.

(2) Publicidad y presentación del proyecto Euskal Memoria Fundazioa, noviembre de 2010.

18/08/1968.
Varón de 28 años, natural de Ondarroa. Permanece ocho días en el cuartel de la Guardia Civil de Zarautz, durante el estado de excepción. Estando ya en la cárcel, vuelven a llevárselo 13 días más a la Comandancia del Antiguo, donde seguirán las sesiones de tortura. Este caso inspiró la canción “Itziarren semea”, con letra de Monzón y música de Peio eta Pantxo.

Fuente:
Berria, 2004ko ekainaren 6a. ‘Itziarren semea’, 9, orr.

23/06/1973.
Gobierno Civil de Donostia. Varón, natural de Hernani. Le ingresan en el hospital con lesiones de pronóstico grave en la cabeza. La versión policial fue la de que se arrojó de cabeza contra una columna cuando era interrogado en comisaría.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 457. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

26/03/1974.
Gobierno Civil de Donostia. Varón de 19 años. Miembro de la asociación estudiantil CERG, del Movimiento Comunista (MCE, luego EMK). Se tira por la ventana del primer piso de la comisaría cuando estaba siendo interrogado por la Policía, fracturándose ambas piernas.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 457 y 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

03/04/1974.
Pamplona. Varón, presunto miembro de ETA. Natural de Donostia y vecino de Ordizia. Denuncia que fue arrojado de un quinto piso a un patio interior cuando se hallaba gravemente herido y bajo custodia. Permaneció un mes en estado de coma.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

18/09/1975.
Gobierno Civil de Donostia. Detenido en una redada contra la ORT. Cae o se tira de una ventana de la comisaría cuando estaba siendo interrogado por la Policía. Ingresa herido en el hospital.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

23/09/1975.
Gobierno Civil de Donostia. Mujer de 18 años, natural de Legazpia, se tira de una ventana del segundo piso de comisaría mientras era interrogada por miembros de la Brigada Político Social. Ingresa en el hospital. Años después escribirá un libro sobre este suceso.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

26/09/1975.
Gobierno Civil de Donostia. Varón de Errenteria, militante del MCE (luego EMK), cae por las escaleras de la comisaría cuando estaba siendo interrogado por la Policía. Queda gravemente herido.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

14/04/1976.
Cuartel de Tolosa. Mujer de 25 años, detenida en Leitza, de donde era natural. Sindicalista y vicepresidenta del Sindicato de Papel y Artes Gráficas, miembro de la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT). Es ingresada en la Residencia Sanitaria de Donostia por los golpes recibidos en el cuartel, “con posible bloqueo intestinal y renal y choque traumático”. Se hicieron públicas las fotos de su cuerpo amoratado y las nalgas laceradas en Zeruko Argia. El capitán de la Guardia Civil de Tolosa fue apartado del cargo tras los hechos. La vicaría general del obispado de San Sebastián protestó por el uso sistemático de la tortura.

Fuente:
Ruedo Ibérico:
http://www.ruedoiberico.org/libros/textos.php?id=4

13/06/1979.
Comisaría de Indautxu. Médico. Es detenido en Barakaldo, y tras ocho días de interrogatorios, es puesto en libertad sin cargos. Denunció torturas ante el juez y en rueda de prensa, y se querelló contra los policías. Tres funcionarios de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao fueron procesados y, por primera vez, el 23/03/1983 se realizó un juicio contra policías -con la acusación de torturas- en la Audiencia de Bilbao.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 458. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

01/02/1980.
Varón, cabeza de lista del EMK en Mungia (Bizkaia). Detenido tras haberse presentado voluntariamente el 01/02/1980 a requerimiento de la Guardia Civil. El 8 de febrero, un día después de que fuera puesto en libertad sin comparecer ante el juez, el detenido presentó denuncia por malos tratos. En la rueda de reconocimiento, la víctima señaló a tres guardias civiles y éstos negaron las acusaciones, aunque reconocieron estar presentes en los interrogatorios de la primera semana de febrero de 1980. Los tres agentes, según El País, “pronunciaron frases idénticas en las que subrayaban que ‘esto está preparado para desprestigiar a las Fuerzas de Orden Público”. La Audiencia Territorial de Bilbao dictó auto de procesamiento, en diciembre de 1984, contra los tres guardias civiles de la comandancia de La Salve (Bilbao) por supuestas torturas al demandante. La Audiencia de Bilbao condenó finalmente el 22/07/1987 a los tres guardias civiles.

Fuente:
El País, 13/12/1984 y 08/02/1980.

14/05/1981.
Varón, padre de una persona acusada de ser miembro de ETA. El 21 de noviembre de 1990, la Audiencia Provincial de Bilbao condena a nueve guardias civiles por las torturas a las que le someten durante su detención en 1981 en Lemoa. Uno de los agentes fue condenado a seis años y un día de prisión por un delito de falsedad en documento oficial con el objetivo de encubrir las torturas, además de seis años de inhabilitación. Otros dos agentes fueron condenados a siete meses de arresto mayor y siete años y un día de inhabilitación por dos delitos de tortura; y los otros seis guardias civiles fueron inhabilitados durante seis años y un día por encubrir las torturas.

Fuente:
El País, 22/11/1990.

29/08/1982.
Dependencias policiales de Pamplona, de Donostia y de la Brigada de Información de Madrid. Varón de 26 años, vecino de Ituren, trabajador de Laminaciones de Lesaka. Salió libre sin cargos tras pasar diez días detenido e incomunicado por la ley antiterrorista, y mandarle después al Hospital Psiquiátrico de Carabanchel, donde fue recluido en una celda de aislamiento. Las secuelas fueron significativas, estuvo de baja médica durante ocho meses y no volvió a trabajar en el turno de noche. La instrucción del proceso por torturas tuvo de todo: el querellante sufrió acoso policial para que retirara la denuncia, se perdieron los papeles, hubo negativa desde la Dirección General de la Seguridad del Estado a facilitar información solicitada por el magistrado instructor, el juicio fue aplazado hasta en cinco ocasiones… Finalmente hubo sentencia en 1997, ratificada en 1998 por el Tribunal Supremo, en la que se condenaba por torturas a cuatro agentes. Recurrida por los guardias civiles, fue desestimada, casi 16 años después de los hechos. Pero no terminó aquí esta larga odisea judicial, ya que a los agentes se les aplicó la medida de gracia en 2000 por real decreto, indultándoseles dos tercios de la pena privativa y de suspensión pendientes de cumplimiento, a condición de que no volvieran a cometer delito doloso durante el tiempo de cumplimiento de la condena. Además, durante el proceso judicial, uno de los policías encausados fue promocionado como jefe de Operaciones de Interior y después destinado al puesto de comisario, a petición propia. El mismo policía se verá envuelto en 2007 en uno de los sumarios del GAL, junto al secretario de Estado de Seguridad.

Fuentes:
Informe de Amnistía Internacional de 1996.

Sentencia del Tribunal Supremo de 03/07/1998 en Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 357 a 361. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

El caso de Enrike Erregerena Bera en el informe Víctimas de vulneración de derechos humanos derivadas de la violencia de motivación política. Dirección de DDHH del Gobierno vasco, junio de 2008, pp. 357 a 361.

30/07/1983.
Comandancia de la Guardia Civil del Antiguo. Vecino de Lasarte. Detenido 30 horas antes, es ingresado urgentemente en la Cruz Roja de Donostia por las torturas sufridas en ese periodo. Será puesto en libertad sin cargos. El 09/10/1992, la Audiencia Provincial de Donostia condena a cinco guardias civiles por estas torturas (un sargento y cuatro cabos) a dos años y seis meses de cárcel y veintisiete de inhabilitación por tortura. El Tribunal Supremo confirmó la condena en febrero de 1994.

Fuentes:
El Mundo, 30/12/2010

Informe Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, pp. 458 y 459.

03/11/1983.
De Villabona. Cuatro varones guipuzcoanos, tres de ellos hermanos, detenidos en dependencias policiales desde el 26 de octubre al 3 de noviembre de 1983, denuncian ante el juez haber sufrido torturas durante su estancia en comisaría. Tras la investigación pertinente, por primera vez en Gipuzkoa, un juez dicta orden de detención contra un guardia civil el 30/11/1983, al estar incurso en una denuncia de torturas. Un segundo agente será detenido en relación a la misma denuncia el 1 de diciembre. Finalmente, el 22/03/1984, cuatro guardias civiles de la Comandancia de Donostia serán procesados bajo la acusación de haber practicado torturas.

Fuente:
Euskadi 1984 de Egin, pp. 22, 30, 38 y 86.

08/06/1984.
Varón, natural de Zarautz. Denunció torturas durante su detención en julio de 1980. Cuatro años más tarde un guardia civil es condenado por esas torturas. La sentencia considera probado que este agente incurrió en claro delito de torturas cuando “golpeó salvajemente, con el cañón de su fusil, en los genitales” al joven, que “ha quedado psíquicamente afectado de modo crónico y permanente”.

Fuente:
Euskadi 1984 de Egin, p. 122.

17/07/1987.
Mujer de 56 años, natural de Getaria. Detenida el 01/01/1982, permanece nueve días bajo la ley antiterrorista en dependencias de la Guardia Civil. Sale en libertad sin cargos y presenta denuncia por malos tratos. Un certificado médico indicaba que durante su detención sufrió magulladuras y lesiones en el cuerpo, producto de la aplicación de electrodos y otras prácticas denigrantes, como cubrirle la cabeza con una bolsa de plástico y la tortura denominada la bañera. La demandante afirmó que la llevaron al monte varias veces y dispararon muy cerca de ella. Tardó en curar de las lesiones sufridas 417 días y le quedaron secuelas. El 17/07/1987 cinco guardias civiles (entre ellos un teniente y un sargento) fueron condenados por la Audiencia Nacional como autores de las torturas. Unos días antes, el 01/07/1987, había sido ascendido en el escalafón uno de los guardias civiles que estaba procesado. La Asociación contra la Tortura envió una protesta al ministro de Defensa. Pero hubo más: el 12 de octubre de ese año fue ascendido de teniente a capitán otro de los guardias civiles, cuando la condena ya era firme.

Fuentes:
El País, 03/01/1986 y 17/07/1987.

Amnistía Internacional: http://www.amnesty.org/en/library/asset/EUR41/007/1996/en/55a19047-eb08-11dd-aad1-ed57e7e5470b/eur410071996es.html

07/11/1997.
Varón, vecino de Basauri. La Audiencia Provincial de Vizcaya condena a tres guardias civiles a cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación cada uno, por torturar a un miembro de ETA detenido en Basauri en 1992. Esa condena fue modificada parcialmente en casación por la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de septiembre de 1998, aplicando un tipo distinto y rebajando la pena impuesta, pero manteniendo la condena por delito de torturas. Durante su detención, la víctima fue trasladada al Hospital de Basurto, siendo ingresada inicialmente en la UVI y, al día siguiente, trasladada al pabellón penitenciario del mismo centro hospitalario (Auto del Tribunal Constitucional).

Fuente:
El Correo, 30/12/2010. Nota de la agencia EFE.

04/03/1999.
Tres varones. Denunciaron torturas cuando fueron detenidos en 1992 acusados uno de ellos de pertenencia a ETA y los otros dos de colaboración con dicha organización, en una operación en la que oficialmente se dio por desarticulado el comando Bizkaia. Siete años más tarde, en marzo de 1999, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Bizkaia condenó a un capitán y a un teniente de la Guardia Civil (instructor y secretario de las diligencias policiales) a 18 meses de cárcel y 18 años de inhabilitación cada uno, por tres delitos de torturas. La sentencia estimó que los acusados, como superiores jerárquicos, estaban en posición de garantes de la salud y la integridad de los detenidos y no hicieron nada para impedir los malos tratos que se estaban produciendo y de los que tenían cabal conocimiento. Recurrida la sentencia, el 2 de abril de 2001, pese a ser estimado como probado por el Tribunal Supremo la existencia de malos tratos, consideró que no existía suficiente prueba de cargo del conocimiento de los hechos por parte de los superiores jerárquicos, por lo que anuló la anterior sentencia.

Fuentes:
El Mundo, 30/12/2010.

El Correo, 30/12/2010. Nota de la agencia EFE.

Sala Primera del Tribunal Constitucional. Sentencia 7/2004, de 9 de febrero de 2004.

15/02/2001.
Dos varones, de Santurtzi y de Basauri. Durante su detención en un operativo de la Guardia Civil en enero de 1992 denunciaron haber sido torturados. Según El País,los testigos que observaban la detención desde las viviendas vecinas fueron “obligados a introducirse en sus casas mediante el método expeditivo de apuntar con las armas a las ventanas”. Nueve años más tarde, en febrero de 2001, una sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Bizkaia condenó a dos guardias civiles por torturas realizadas a los dos supuestos colaboradores de ETA. Sobre el caso se pronunció asimismo el Tribunal Constitucional.

Fuente:
Sala Primera del Tribunal Constitucional. Sentencia 7/2004, de 9 de febrero de 2004.

El País, 30/01/1992

24/07/2001.
Cuatro personas de Amorebieta. Detenidas en 1980 acusadas de pertenecer a ETA, denunciaron torturas. La Audiencia de Bizkaia, que investigó los hechos, condenó a siete guardias civiles del cuartel bilbaíno de La Salve a penas de entre cuatro meses y un año y medio de prisión, y entre cuatro y veinte años de inhabilitación, por delitos de torturas cometidos contra las cuatro personas detenidas. Sin embargo, tres años más tarde, en enero de 2004, el Tribunal Supremo absolvió a cuatro de los condenados y rebajó la pena a los otros (tres meses de arresto para uno y un mes para los otros dos). También fue absuelto otro guardia civil que había sido inicialmente condenado por no denunciar las torturas

Fuente:
El Correo, 30/12/2010. Nota de la agencia EFE.

06/09/2001.
Varón de 24 años, natural de Gasteiz. Cuando compareció ante el juez Ruiz Polanco tenía el rostro hinchado, los ojos amoratados y llevaba collarín. El juez le dijo que no le creía. El 11/10/2004, un informe forense avaló la denuncia al señalar que las lesiones no pudieron deberse a un solo traumatismo, pero, en cambio, el Juzgado de Madrid archivó la denuncia el 03/06/2005 indicando, como posible, el que se hubiese autolesionado.

Fuente:
Testimonio de Unai Romano en www.behatokia.info/infosI.php

21/02/2002.
Vecino de Pamplona. Detenido junto a otras tres personas, fue acusado de pertenecer a ETA. Cuando el día 27 fue enviado de comisaría a prisión, fue encerrado incomunicado en la enfermería, tras la advertencia del médico de su lamentable estado para prestar declaración. Según la versión de los detenidos, el trato recibido les llevó a autoinculparse en comisaría así como a inculpar a otras personas. Cinco personas más fueron detenidas en los días posteriores. El 29/03/2004, tras dos años de prisión, fueron todos puestos en libertad sin cargos por el mismo juez que les detuvo.

Fuentes:
Testimonio recogido por el equipo redactor del informe de junio de 2008 para Derechos Humanos del Gobierno Vasco.

Gara, 06/04/2004.

28/02/2002.
Pamplona. Varón, vecino de Iruñea. Denunció torturas a manos de la Guardia Civil, que fueron desestimadas “por carecer de verosimilitud”. Sin embargo, el Tribunal Constitucional, en sentencia notificada el 22/04/2008, le ampara y ordena que se indague si sufrió torturas al estimar que la denuncia que presentó no fue investigada de forma “eficaz”.

Fuente:
Europa Press, 22/04/2008.

20/02/2003.
En dependencias de la Guardia Civil de Madrid. Director y miembros directivos y consejeros del periódico Egunkaria, cerrado ese mismo día por órdenes del juez Del Olmo. El primer director del periódico intentó suicidarse y fue ingresado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Al menos cinco de los encausados denunciaron torturas, entre ellos el entonces director del periódico, demanda aún pendiente de resolución definitiva en Europa. La denuncia de uno de los consejeros fue estimada por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Donostia al constatar que era “precisa y llena de detalles” y el informe redactado por los médicos de la prisión de Aranjuez concordaba con lo denunciado por el denunciante. Pero al pasar al Juzgado de Instrucción nº 17 de Madrid fue archivado el caso y levantadas las acusaciones contra cuatro guardias civiles. El juez de Madrid ni siquiera le tomó declaración. Todos los procesados quedaron absueltos en el juicio oral.

Fuentes:
Testimonios en Behatokia:
http://www.behatokia.info/infosI.php

Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 459.

07/01/2008.
Arrasate. Dos varones, presuntos miembros de ETA. A las 16 horas de su detención son ingresados urgentemente en la UCI del hospital Donostia. Denunciaron que fueron torturados por la Guardia Civil desde el primer momento, introduciéndoles la cabeza en el río al ser detenidos. El parte médico indicaba perforación pulmonar, una costilla rota, hemorragia en un ojo y hematomas por todo el cuerpo. La Audiencia de Gipuzkoa emite sentencia condenatoria en diciembre de 2010 contra cuatro guardias civiles acusados de torturar a ambos miembros de ETA. El Tribunal Supremo anula esta sentencia el 15/11/2011 y la defensa particular recurre la misma ante el Tribunal Constitucional.

Fuente:
El País del 30/12/2010.

DENUNCIAS DE AGRESIONES SEXUALES BAJO CUSTODIA POLICIAL

El extracto del documento de Amnistía Internacional titulado Preocupaciones sobre Europa: noviembre de 1991-abril de 1992 (índice AI: EUR 01/03/92/s) se hace eco de 43 detenciones habidas en Bizkaia entre enero y abril de 1992, de las que 13 salieron en libertad sin cargos, y recoge el relato de varias de las mujeres detenidas:

“Muchas de las mujeres denunciaron que las habían obligado a desnudarse y que los guardias que les habían practicado registros corporales, las habían humillado sexualmente con observaciones obscenas y las habían amenazado. Una de las mujeres, (…) estaba embarazada de siete meses. Se dieron pormenores de otros casos. Por ejemplo, (…) afirmó que la habían obligado a abrir las piernas y que la habían agredido sexualmente con objetos, (…), que fue liberada sin cargos y sin comparecer ante el juez, declaró en un periódico que le habían hecho bailar desnuda delante de los agentes. (…), que estuvo detenida cuatro días antes de comparecer ante el juez, declaró que había sufrido una hemorragia vaginal mientras la interrogaban desnuda”…

Texto completo de AI: http://www.amnesty.org/en/library/asset/EUR41/007/1996/en/55a19047-eb08-11dd-aad1-ed57e7e5470b/eur410071996es.html

08/05/1975.
Comisaría de Bilbao. Sacerdote de 31 años, natural de Lesaka y vecino de Santutxu. Es detenido durante el estado de excepción y al día siguiente tiene que ser ingresado en un centro hospitalario, dada su gravedad. En el parte médico se describen los daños internos producidos por los golpes, hematomas por todo el cuerpo, el abdomen aplastado con rotura de brazo, el ano destrozado (denunció que le habían metido un palo por el culo)… Permaneció dos meses a punto de morir, con un tratamiento de riñón artificial.

Fuente:
El último estado de excepción de Franco, Ruedo Ibérico, París 1975.

11/10/1979.
Cuartel de Donostia. Mujer de 25 años, natural de Zestoa. Trabaja en el Ambulatorio de la Seguridad Social. Es detenida en Gros y llevada al cuartel de Intxaurrondo. Dice sufrir la tortura del “quirófano” y otros golpes, tras lo que le llevaron en un 127 beige-SS a un descampado. Relata que allí simularon dispararle dos tiros, le pellizcaron los pezones, le arrancaron pelos del pubis y le metieron el dedo en la vagina.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 460. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

06/10/1987.
Dependencias de la Guardia Civil en Barcelona. Mujer denuncia en la Audiencia Nacional un intento de violación en las dependencias de la Guardia Civil por parte de uno de los agentes, tras haber sido detenida el 1 de octubre en Barcelona.

Fuente:
“Si hubiese querido, te habría violado…”. Relato de Begoña Sagarzazu en Euskal Herria y la libertad, Tomo VII, p. 94.

29/08/1995.
Dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao. Ciudadana brasileña. Golpeada y violada cuando se encontraba en la celda. El Juzgado de Instrucción nº 2 de Bilbao (Sumario 2/96) imputó a tres agentes de la Policía por ello, pero la Audiencia Provincial de Bizkaia los absolvió, con fecha 10/06/1998, aun reconociendo el hecho, al no poder personalizar la imputación. El Tribunal Supremo (21/04/1999) confirmó la sentencia absolutoria, desestimando la casación presentada por la víctima, al no poderse identificar a los autores materiales debido a la falta de colaboración policial. Al respecto, el Tribunal Supremo señaló que era incompatible con un Estado de derecho y democrático que “un gravísimo delito de violación, acreditado y constatado” quedara sin castigo a causa de “trasnochadas ideas corporativas o falso compañerismo”. Por su parte, la Dirección General de la Policía concluyó que no había existido agresión sexual ni infracción administrativa alguna.

Fuente:
Amnistía Internacional. http://www.es.amnesty.org/camps/ponteensupiel/careo.html

09/03/1999.
Dependencias de la Guardia Civil en Madrid. Mujer arrestada en Tolosa. Afirma que fue violada en dichas dependencias de Madrid. En el juicio 18/98, en el año 2006, relató pormenorizadamente su testimonio ante el tribunal y el fiscal del Estado.

Fuente:
Víctimas de vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la violencia de motivación política, p. 460. Informe de la Dirección de DDHH del Gobierno Vasco, junio 2008.

30/03/2001.
Dependencias de la Guardia Civil de Madrid. Detenida en Hernani. Se hicieron públicas las fotografías realizadas en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid tras su paso por comisaría. En su testimonio (que sólo se recoge en parte aquí) se lee que fue torturada, permanecía todo el tiempo con un antifaz en los ojos y la desnudaron. La pusieron en medio de un círculo a hacer flexiones, mientras recibía golpes y toqueteos en cuerpo, pechos, glúteos y pubis. Atestigua que le pusieron un palo en la mano y le dijeron que se lo iban a meter por el culo. La tumban, pegan, amenazan… Y entra un nuevo turno de agentes. Nuevas amenazas. Asegura que uno de ellos le dijo que se había bajado la cremallera y que “ahora me vas a comer la polla”, y otros que “te vamos a echar un polvo, uno a uno, nos vamos a turnar…”

Fuentes:
“Testigantza osoa” en Tortura Euskal Herrian, 2001 Txostena de Torturaren Aurkako Taldea (TAT), pp.145 a 154.

Behatokia:
http://www.behatokia.info/infosI.php

25/10/2004.
Dependencias de la Guardia Civil. Vecina de Hernani, de 22 años. Denunció que fue violada con un arma. Según Torturaren Aurkako Taldea (TAT), durante los cinco días de incomunicación en dependencias de la Guardia Civil “fue víctima de numerosas formas de tortura, incluida la violación, ya que fue penetrada con una pistola cargada” .

Fuente:
Informe de Torturaren Aurkako Taldea, 2004.

05/12/2007.
Varón de 26 años, natural de Durango. No se supo que estaba detenido y en dependencias de la Guardia Civil hasta dos días después. Incomunicado hasta el día 14, atestiguó ante el juez haber recibido torturas: “Tras hacerme el aquapark y el ángel nervioso, me pusieron a cuatro patas en el suelo y trataron de meterme un palo por el culo. Como no pudieron hacerlo, me tumbaron en el suelo boca arriba, me sujetaron, me levantaron las piernas, y en esa posición me metieron el palo. (…) Alguien que no había intervenido en los interrogatorios me ató los testículos y el pene con una cuerda, y se puso a estirar. También me estiraba con la mano. En un momento empecé a sangrar del pene” .

Fuente:
Gara, 21/12/2007, p. 19.

10/12/2008.
Vecina de Getxo de 58 años. Es detenida por la Guardia Civil. El 30 de marzo de 2009 queda en libertad. El 23 de junio de ese año presenta denuncia de torturas, lesiones y amenazas en su detención. El Juzgado de Instrucción nº 1 de Madrid abrió diligencias en marzo de 2010, pero decretó el sobreseimiento provisional y el archivo de las acciones abiertas tres meses después. Tras el recurso presentado por su abogado, en febrero de 2011 la Audiencia Provincial de Madrid estima la demanda al considerar que fue “precipitado” sobreseer la causa, y ordena que se investigue el caso a fin de determinar “la naturaleza de los hechos y las personas que en los mismos hayan podido participar”. La demandante denunció en rueda de prensa que: le golpearon y colocaron una bolsa de plástico en la cabeza, perdiendo el conocimiento varias veces, durante su traslado a Madrid; que una vez en los calabozos la dejaron completamente desnuda y que “me pasaban un palo entre mis piernas, subiéndolo hasta hacerme tanto daño que me caía al suelo”. El 07/06/2011, el Tribunal Supremo absuelve a la demandante y a otros tres acusados más por falta de pruebas, anula la condena anterior de la Audiencia Nacional por “déficit de garantías” durante la incomunicación en la detención y califica de “abiertamente incumplida” la petición del juez de grabar ese periodo en DVD o vídeo.

Fuentes:
Noticias de Gipuzkoa del 08/06/2011

Deia del 08/06/2011

Gara, 11/02/2011, p. 12

Berria del 15/07/2011, Rueda de prensa en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=Gy4LaGc7ajQ

01/03/2011.
Mujer detenida por la Guardia Civil por orden del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, permanece cinco días incomunicada. En su testimonio se lee: “Se quita la chaqueta y empieza a restregarse contra mi cuerpo (…) Me dicen que tengo que hablar y me empiezan a quitar la ropa hasta dejarme totalmente desnuda. Estando desnuda me echan agua fría por encima. Me vuelven a poner la bolsa hasta tres veces seguidas. Estando desnuda, me ponen a cuatro patas encima de una especie de taburete. Me dan vaselina en el ano y en la vagina y me meten un poco un objeto. Sigo desnuda y me envuelven en una manta y me dan golpes (…) Me vuelve a desnudar. Me estira del pelo, me da golpes en la cabeza y me grita al oído que es militar y que está entrenado para matar y que ‘te voy a destrozar toda por dentro para que no puedas tener pequeños etarras’ (…) Me vuelve a desnudar. Tiran una manta al suelo. Grita y me dicen que me van a violar, otra vez. Me da la impresión de que él se empieza a quitar la ropa, escucho como se quita el cinturón (…) Delante del juez negué la declaración policial y denuncié haber sido torturada”. En un artículo titulado “Es necesario investigar”, Isabel Urquijo, miembro de Gesto por la Paz, afirma respecto a este caso que “debemos exigir al menos que se investiguen este tipo de denuncias. Si son una mentira, mejor y habremos actuado bien. Si son verdad y no hemos investigado, estaremos permitiendo que nuestro Estado de Derecho delinca, que actuemos como ellos y no estaremos deslegitimando una violencia que también es necesario deslegitimar. Quizás más aún porque ésta sí se haría en nuestro nombre y con nuestro consentimiento”.

Fuentes:
Izaro News:
http://www.izaronews.info/euskadi/2011/politica/4874

Isabel Urquijo, de Gesto por la Paz, en Bake hitzak nº 81, julio de 2011.

Entrevista a Ane Ituiño, del TAT, en Gara del 08/03/2011: “No decimos que a los hombres no se les aplican métodos sexistas, sino que a las mujeres se les aplica sistemáticamente, y por ello entendemos que existe un componente de género. Prácticamente en el 100% de los casos de torturas a mujeres aparecen amenazas de violación, obligación de permanecer desnudas, tocamientos… y en los casos más graves, como éste, incluso la violación. En el año 2010 18 mujeres han denunciado torturas de componente sexual contra ellas”.

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies