Seleccionar página

ETA(m) 1987 – 1990

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

PERSONAS MUERTAS POR ETA(m) 1987 – 1990

No contempla las personas muertas en secuestros o desapariciones por ETA(m). Estos casos se pueden ver aquí.

1987

30/01/1987.
En Zaragoza. Varón de 45 años, padre de tres hijos, natural de Viveros (Albacete). Comandante del Ejército. Muerto por la explosión de un coche bomba colocado en Zaragoza contra un autobús militar que se dirigía a la Academia General Militar. En el atentado fallece asimismo el conductor civil y resultan heridos 27 militares y 17 civiles más.

30/01/1987.
En Zaragoza. Varón de 46 años, padre de dos hijos, natural de A Coruña. Conductor civil, resulta muerto al explosionar un coche bomba al paso de un autobús militar que se dirigía a la Academia General Militar de Zaragoza. En el atentado muere asimismo un comandante del Ejército y resultan heridos 27 militares y 17 civiles.

19/02/1987.
En Bilbao. Mujer de 60 años, limpiadora de oficinas, natural de Dima y vecina de Bilbao. Tenía el marido enfermo y dos hijos en paro (Carmen de Téllez). Había sido herida gravemente el día anterior, al explotar una bomba colocada en un concesionario de coches Renault en la capital vizcaína, que alcanzó de lleno a esta mujer trabajadora. En un comunicado, publicado el 23 de febrero de 1987, ETA se autocriticó por esta muerte.

27/03/1987.
En Barcelona. Varón de 27 años, llevaba tres meses casado. Guardia civil. Muere al estallar una furgoneta-bomba a tres metros de la garita que compartían la Policía portuaria y la Guardia Civil en el Puerto de Barcelona. La explosión causó heridas a 16 personas.

02/04/1987.
En Barcelona. Varón de 29 años, técnico de ingeniería industrial. Se encontraba en una cabina telefónica en la capital condal cuando un coche-bomba hizo explosión al paso de una patrulla de la Guardia Civil, que le alcanzó de pleno. Tres guardias civiles y cuatro peatones resultaron heridos también, y la explosión alcanzó a 14 vehículos.

17/05/1987.
En Madrid. Mujer de 79 años, madre de una hija. Muere al explotar un coche bomba dirigido contra la Dirección General de la Guardia Civil en la capital española, en el momento que pasaba en coche con tres familiares más por el lugar, que resultan heridos, así como dos peatones..

19/06/1987.
Coche bomba con temporizador en el supermercado Hipercor de Barcelona. 21 personas muertas: 15 el mismo día y seis más en días sucesivos.
-Mujer de 32 años, murió el 16 de julio de 1987.
-Mujer de 67 años, falleció el día 21 de junio de 1987.
-Varón de 44 años, murió el día 21 de junio de 1987.
-Niño de 9 años, estudiante; muere también su hermana.
-Varón, casado.
-Mujer de 35 años, natural de O Nocedo/Quiroga, Lugo; fue una de las promotoras del fútbol femenino catalán (La Vanguardia, 21/06/1987).
-Mujer de 41 años, tenía dos hijos.
-Varón de 22 años, empleado de Hipercor.
-Mujer de 30 años, tía de dos de los niños muertos.
-Mujer de 36 años, tenía una hija de 10 años, militaba en la Asociación de Vecinos de Sant Andreu; murió el día 23 de junio de 1987.
-Mujer de 42 años, madre de dos hijos, natural de León.
-Mujer de 44 años, natural de Chantada, Lugo.
-Mujer de 36 años. Mueren también sus dos hijas.
-Mujer de 54 años, madre de dos hijos, natural de San Martiño-O Bolo, Ourense. Murió el 3 de agosto de 1987.
-Mujer de 57 años, madre de cuatro hijos; herida grave, murió el 8 de julio de 1987.
-Varón de 33 años, padre de un hijo de 7 años. También muere su esposa que estaba embarazada. Ambos participaban en el movimiento asociativo de su barrio. Había sido “juzgado en consejo de guerra, junto con otro colomense por los enfrentamientos del vecindario con la Guardia Civil que tuvieron lugar en 1972 para reivindicar la construcción de un ambulatorio para la ciudad” (El País, 22/06/1987).
-Niña de 13 años; muere también su hermano de 9 años.
-Adolescente de 15 años; mueren también su hermana de 13 y su madre.
-Niña de 13 años; mueren también su hermana y su madre.
-Mujer que estaba embarazada y era madre de un niño de 7 años, que quedaría huérfano al morir también su marido. Esta mujer era conocida por formar parte del movimiento asociativo popular, al igual que su marido (El País, 22/06/1987).
-Varón de 40 años, profesor universitario e implicado en diversas actividades culturales; autor de un plan popular de urbanismo de Santa Coloma de Gramenet elaborado en 1978 a partir de las aportaciones de la vecindad (La Vanguardia y El País, 22/06/1987).
Además de las 21 personas muertas también hubo 46 personas heridas. En la sentencia del Tribunal Supremo del 02/07/2004 se dice:
“(…) Hacia las tres de la tarde, uno de los miembros del grupo realizó desde cabinas telefónicas públicas tres llamadas, comunicando en nombre de ETA que tendría lugar una explosión en el establecimiento entre las 15,30 y las 15,40, a la Guardia Urbana, a “Hipercor” y al diario “Avui”, llamada que se participó a los “Mossos d’Esquadra”, quienes a su vez dieron cuenta, a las tres y media, a la Sala de Seguridad Ciudadana.

La primera en llegar a “Hipercor” fue la Guardia Urbana mediante el radio-patrulla N-43, inmediatamente seguido por los radio-patrullas de la Policía Nacional Z-130 y Z- 136, y sus componentes (Guardia Urbana y Policía Nacional) se sumaron en las labores de búsqueda del artefacto a los vigilantes jurados de “Hipercor”, que habían recibido su llamada a las 15,15 y que trataban de localizar el explosivo. Se efectuó una inspección ocular y se recorrieron la planta de superficie y los sótanos, pero nada se encontró, ni podía encontrarse fácilmente, pues el letal aparato permanecía en el interior del maletero del “Ford-Sierra”.

“Las fuerzas policiales que acudieron al lugar y el servicio de seguridad del establecimiento no consideraron conveniente la evacuación del edificio y, sobre las 15,55 horas, visto que no se había localizado la bomba y que había pasado ya con creces el tiempo del aviso, se adquirió por la dirección del centro comercial la convicción de que se trataba de una falsa alarma; permaneció no obstante un retén policial a la entrada del edificio y éste se retiró a las 16,05. A las 16,10 actuó el temporizador y se produjo el estallido en el ya citado segundo sótano (primera planta del garaje), abriéndose por la explosión un cráter en el suelo y un agujero en el techo, orificios que permitían el paso de una auténtica ola de fuego que a un tiempo abrasó y asfixió a empleados y clientes del supermercado de alimentación (primer sótano) e hizo caer a algunos al primer garaje (segundo sótano), donde eran mayores el fuego y la humareda. (…)”

Además, por sentencia judicial se reconoció la responsabilidad del Estado por la tardanza en evacuar dicho centro al considerarse una falsa alarma, habiéndose recibido el primer aviso 35 minutos antes de producirse la trágica explosión. Hechos probados de la sentencia dictada el 23 de julio de 2003 por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, y ratificados en apelación, dicen:

“Hacia las tres de la tarde, uno de los miembros del grupo realizó desde cabinas telefónicas públicas tres llamadas, comunicando en nombre de ETA que tendría lugar una explosión en el establecimiento entre las 15,30 y las 15,40, a la Guardia Urbana, a “Hipercor” y al diario “Avui”, llamada que se participó a los “Mossos d’Esquadra”, quienes a su vez dieron cuenta, a las tres y media, a la Sala de Seguridad Ciudadana… Las fuerzas policiales que acudieron al lugar y el servicio de seguridad del establecimiento no consideraron conveniente la evacuación del edificio y, sobre las 15,55 horas, visto que no se había localizado la bomba y que había pasado ya con creces el tiempo del aviso, se adquirió por la dirección del centro comercial la convicción de que se trataba de una falsa alarma…”
ETA reconoció a los dos días “el grave error cometido”.

14/07/1987.
Entre Oñati y Legazpia. Varón de 32 años, padre de una hija de 9 años, natural de Cabreiroa, Ourense. Cabo primero de los Grupos Antiterroristas Rurales, GAR, de la Guardia Civil. Una bomba activada por radiocontrol alcanza de lleno al primer vehículo de los cuatro que formaban un convoy de la Guardia Civil en la carretera de Oñati a Legazpia. Mueron dos agentes y doce quedan heridos.

14/07/1987.
Entre Oñati y Legazpia. Varón de 26 años, natural de Potes, Cantabria, su compañera estaba embarazada. Miembro de los Grupos Antiterroristas Rurales, GAR, de la Guardia Civil. Una bomba activada por radiocontrol alcanza de lleno al primer vehículo de los cuatro de la Guardia Civil que marchaban en convoy por la carretera que va de Oñati a Legazpia. Mueron dos agentes y doce quedan heridos.

06/08/1987.
En Gasteiz. Varón de 30 años, padre de dos hijos, natural de Conil de la Frontera, Cádiz. Policía nacional. Muerto al explotar un coche-bomba activado a distancia contra una patrulla de la Policía Nacional en Armentia, Gasteiz. Resultan muertos dos polcías y herida una transeúnte.

06/08/1987.
En Gasteiz. Varón de 37 años, padre de dos hijas, natural de Mojados, (Valladolid), policía nacional. Muerto al explotar un coche-bomba activado a distancia contra una patrulla de la Policía Nacional en Armentia, Gasteiz. Resultan muertos dos policías y herida una transeúnte.

08/09/1987.
En Arangoiti, Bilbao. Varón de 50 años, padre de tres hijos, natural de Valderrodrigo, Salamanca. Subteniente de la Guardia Civil que llevaba destinado en la capital vizcaína veinte años. Muerto en atentado al dispararle un individuo un tiro en la nuca.

09/09/1987.
En Gernika. Varón de 22 años, natural de Alcalá la Real, Jaén. Guardia civil. Muerto al hacer explosión un coche sospechoso que inspeccionaba en las cercanías del cuartel de Gernika y que contenía en su interior un artefacto que fue activado a distancia por miembros de ETA. Otros dos guardias civiles resultan heridos.

09/09/1987.
En Gernika. Varón de 29 años, natural de León. Cabo de la Guardia Civil. Muerto al hacer explosión un coche sospechoso que inspeccionaba en las cercanías del cuartel de Gernika y que contenía un artefacto que fue activado a distancia. Otros dos guardias civiles resultan heridos.

27/09/1987.
En Donostia. Varón de 31 años, padre de dos hijos, natural de Badajoz. Miembro de la Policía Nacional. Muerto por la explosión de un coche bomba activado a distancia al paso de la furgoneta policial en pleno centro de la capital guipuzcoana, entre el Hotel María Cristina y el Teatro Victoria Eugenia. Otros cuatro agentes quedaron gravemente heridos y dos peatones, heridos leves.

Fuente: El País del 28/09/1987.

02/10/1987.
En Barakaldo. Varón de 42 años, padre de dos hijos, natural de Nanclares (Araba). Policía nacional que pertenecía al servicio de escoltas de la Jefatura de Bilbao. Había quedado gravemente herido el 25 de septiembre, al explotar una bomba-lapa colocada bajo su coche en Barakaldo. La deflagración alcanzó a su mujer, que se encontraba en el balcón de su casa, y quedó levemente herida.

17/10/1987.
En Iruñea. Mujer de 60 años, repartidora de periódicos, madre de 6 hijos, natural de la localidad navarra de Najurieta. Muere en un atentado al ser alcanzada por una bomba colocada en La Unión y el Fénix de Iruñea, cuando depositaba los periódicos en la puerta del edificio. ETA dirá en su comunicado que había avisado tres veces de su colocación.

01/11/1987.
En Ordizia. Varón de 32 años, padre de una niña de 7 años, natural de Vejer de la Frontera, Cádiz. Cabo primero de la Guardia Civil. Dos individuos, una mujer y un hombre, le disparan cuando salía de un bar en Ordizia junto a familiares y amigos. Recibe varios tiros en la cabeza. Reivindica ETA(m).

12/12/1987.
En Zaragoza. Coche bomba cargado con 50 kilos de explosivo derrumba parte del cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza. Mueren tres agentes y ocho familiares, entre ellos cinco niñas.
Agentes muertos:
-Varón de 38 años; mueren también su esposa y una hija, y queda herido grave su otro hijo.
-Varón de 31 años, cabo primero; muere también su hija de 6 años y resulta herida grave su esposa.
-Varón de 39 años, padre de tres hijos, sargento; mueren también su esposa y su hija de 7 años. Otras 73 personas resultaron heridas.
Familiares civiles:
-Niña de casi 4 años, muere también su hermana gemela; sus padres resultaron heridos, murieron sus tíos.
-Niña de casi 4 años, muere también su hermana gemela; sus padres resultaron heridos, murieron sus tíos.
-Mujer de 37 años, madre de tres hijos, mueren también una hija y su marido en el atentado, quedando heridos los otros dos hijos.
-Mujer de 35 años, madre de dos hijos; mueren una hija y su marido en el atentado; el otro hijo, de 9 años, queda con una discapacidad del 50%.
-Varón de 17 años, tío de las dos gemelas muertas.
-Niña de 13 años, también murieron sus padres.
-Niña de 6 años; también muere su padre.
-Niña de 7 años, también fallecen sus padres, sus dos hermanos quedan heridos.

12/12/1987.
En Soraluze. Varón de 44 años, padre de cuatro hijos, natural de Aldea del Obispo (Cáceres). Sargento de Intervención de Armas de la Guardia Civil de Elgoibar. Tres individuos le disparan nueve tiros, tras apartar a su mujer, cuando se dirigían a coger el coche en Soraluze tras salir del bar Gila. La mujer sufrió una fuerte crisis nerviosa.

1988

19/03/1988.
En Durango. Varón de 24 años, padre de una hija de año y medio, natural de Madrid. Guardia civil. Circulaba en coche con su mujer camino a la casa-cuartel de Durango, cuando en un stop dos individuos le disparan por las ventanillas delanteras del vehículo. La esposa tuvo que ser intervenida por las heridas sufridas.

27/03/1988.
En Agurain. Varón de 81 años, natural de Asparrena, tenía una casa en Agurain. General de División de Ingenieros Aeronáuticos del Ejército del Aire, retirado. Dos individuos le disparan cuatro tiros a la salida de misa en la localidad alavesa.

15/04/1988.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 32 años, padre de un hijo, natural de La Puebla del Río, Sevilla. Policía nacional motorizado. Dos individuos le disparan mortalmente a él y a su compañero, junto al bar Adurzabal de la capital alavesa. También resultó herido un transeúnte.

15/04/1988.
En Vitoria-Gasteiz. Varón de 29 años, padre de dos hijos de corta edad, natural de Coria del Río, Sevilla. Policía nacional motorizado. Dos individuos le disparan mortalmente a él y a su compañero, junto al bar Adurzabal de la capital alavesa. También resultó herido un transeúnte.

25/05/1988.
En Eibar. Varón de 38 años. Propietario de un restaurante en Eibar y de una carnicería en Elgoibar. Tres individuos le disparan en la cabeza en plena calle de Eibar. En su comunicado ETA le acusa de ser un “agente al servicio de la red de distribución de droga organizada”.

06/06/1988.
En Elgoibar. Varón de 42 años, padre de dos hijos. Empleado de seguros Mapfre y propietario de una discoteca de Elgoibar. Un individuo le dispara dos tiros en la cabeza en pleno centro de esa localidad guipuzcoana. ETA le acusa de “agente de la red policial de distribución de droga”.

21/08/1988.
En Lizarra-Estella. Varón de 35 años, padre de dos hijos de 10 y 6 años, natural de Salamanca. Guardia civil de Tráfico. Un coche bomba es activado al paso de una patrulla de la Guardia Civil cuando circulaba por el centro de la localidad navarra. Resultan muertos dos agentes y quedan heridos una señora y uno de sus hijos.

21/08/1988.
En Lizarra-Estella. Varón de 34 años, padre de tres hijos menores de diez años, natural de Ibi, Alicante. Guardia civil de Tráfico. Un coche bomba es activado al paso de una patrulla de la Guardia Civil cuando circulaba por el centro de la localidad navarra. Resultan muertos dos agentes y quedan heridos una señora y uno de sus hijos.

10/09/1988.
En Izurtza. Varón de 33 años, natural de San Andrés de Montejos, León. Inspector del Cuerpo Nacional de Policía, adscrito a la Brigada de Información Antiterrorista de Bilbao. Tres individuos le disparan junto al bar Ozaeta, en Izurtza, cerca de Durango. Muere también otro policía.

10/09/1988.
En Izurtza. Varón de 27 años, natural de Neda, A Coruña. Policía de la escala básica adscrito a la Brigada de Información Antiterrorista de Bilbao. Tres individuos le disparan mortalmente a él y a otro policía junto al bar Ozaeta, en Izurtza, cerca de Durango. Muere también otro policía.

17/09/1988.
En Santurtzi. Varón de 34 años, padre de cuatro hijos, natural de Santurtzi, miembro del PSE-EE y presidente de la Asociación de Hosteleros de la localidad. Regentaba un restaurante propiedad de la familia. Cuatro individuos participaron en el atentado. Tras dispararle en la cabeza en el interior del establecimiento, huyeron en un coche. ETA le acusó de estar “relacionado con el tráfico de drogas”.

07/10/1988.
En Bilbao. Varón de 33 años, padre de cuatro hijos, vendedor ambulante. Muerto al explotar un artefacto explosivo bajo su vehículo en el barrio bilbaíno de Txurdinaga. ETA le acusa de “estar relacionado con un clan de traficantes de droga”, al igual que a otros dos de su familia, contra los que atentará en dos ocasiones más.

16/10/1988.
En Legazpia. Varón de 26 años, natural de Cáceres. Ertzaina. Explota una bomba cuando inspeccionaba, tras previo aviso de ETA, la vía del tren Irun-Madrid en Brinkola, a su paso por el túnel de Legazpi. ETA explicita en su reivindicación que el atentado no buscaba la muerte del ertzaina y de que se trató de un “accidente”, ya que la Ertzaintza no es “por el momento, objetivo militar” (Egin, 20/10/1988).

16/10/1988.
En Iruñea. Varón de 31 años, padre de dos hijos, natural de Benavente, Zamora. Guardia civil. Resulta muerto por un coche bomba contra un vehículo y una tanqueta de la Guardia Civil en la capital navarra. Este agente era el que conducía la tanqueta. Quedan heridos otros siete agentes más.

29/10/1988.
En Bilbao. Varón de 36 años, padre de un hijo de 7 años, natural de Montellano (Sevilla). Policía nacional. Muerto por un disparo realizado con un fusil de mira telescópica cuando se encontraba de guardia en la comisaría del barrio de Santutxu, Bilbao.

22/11/1988.
En Madrid. Niño de dos años y medio, fallecerá al día siguiente; sus padres quedan heridos. La familia viajaba en su coche cuando les alcanza el impacto de la explosión de una furgoneta-bomba contra la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid. En el atentado murieron 2 personas y quedaron 20 personas heridas (Vidas Rotas da el dato de 46 miembros de la Guardia Civil heridos más 42 transeúntes heridos). Los autores colocaron una furgoneta-bomba bajo una garita del cuartel, activando la carga explosiva con un retardo de 45 segundos, y se subieron a un coche que conducía otro integrante del comando para huir.

22/11/1988.
En Madrid. Varón de 38 años, natural de Madrid. Empleado de TVE. Viajaba en su vehículo cuando le alcanza el impacto de la explosión de una furgoneta-bomba contra la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid. En el atentado murieron dos personas y quedaron 20 personas heridas (Vidas Rotas da el dato de 46 miembros de la Guardia Civil heridos más 42 transeúntes heridos). Los autores colocaron una furgoneta-bomba bajo una garita del cuartel, activando la carga explosiva con un retardo de 45 segundos, y se subieron a un coche que conducía otro integrante del comando para huir.

18/12/1988.
En Eibar. Varón de 30 años, padre de tres hijos, natural de Madroñera, Cáceres. Miembro de la Policía Nacional. Muerto al explotar un coche bomba al paso de un vehículo policial en las cercanías del campo de fútbol de Ipurua, Eibar. Resultan heridos tres policías y seis civiles.

22/12/1988.
En Zarautz. Varón de 41 años, padre de dos hijos, natural de Ondarroa. Regente de un pub de Zarautz. Un individuo le dispara en la cabeza desde el otro lado de la barra, tras consumir en su establecimiento. ETA le acusa de “traficante de drogas y colaborador de la Policía española”.

1989

12/04/1989.
En Areeta, Getxo. Varón de 50 años, padre de tres hijos, natural de Joarilla de las Matas, León. Sargento de la Guardia Civil. Dos hombres y una mujer dispararon al interior del coche en el que se encontraba esperando a cruzar el puente para acudir a Santurtzi.

25/04/1989.
En Bilbao. Varón de 56 años, padre de dos hijas, natural de Abadía, Cáceres, pero vivía en Bilbao desde hacía 30 años. Teniente del Ejército del Cuerpo de Farmacia. Un coche le cierra el paso al vehículo en el que viajaba cuando salía del garaje de su casa para acudir al trabajo y un individuo le dispara varios tiros.

08/05/1989.
En Madrid. Varón de 33 años, natural de Navarredonda, Madrid. Policía nacional. Resulta muerto, junto a otro policía, por una bomba trampa colocada en el vehículo de un funcionario de prisiones al que ETA había intentado matar junto a la cárcel de Alcalá Meco, Madrid.

08/05/1989.
En Madrid. Varón de 36 años, padre de una hija, natural de Pegalajar, Jaén. Policía nacional. Resulta muerto, junto a otro policía, por una bomba trampa colocada en el vehículo de un funcionario de prisiones al que ETA había intentado matar junto a la cárcel de Alcalá Meco, Madrid.

24/05/1989.
En Zorroza, Bilbao. Varón de 33 años, padre de dos hijos, natural de Bilbao, morirá el día 29. Jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos de la Ertzaintza, procedente del Cuerpo de Policía. Intentaba desactivar un coche bomba cuando éste explota. Otros dos policías murieron también, ocho más quedaron heridos, así como un bombero.

24/05/1989.
En Zorroza, Bilbao. Varón de 35 años, padre de dos hijos, natural de Rubite, Granada. Policía nacional de los Tedax. Intentaba desactivar un coche bomba cuando éste explota. Otros dos policías murieron también, ocho más quedaron heridos, así como un bombero.

24/05/1989.
En Zorroza, Bilbao. Varón de 34 años, padre de dos hijos menores: un niño de 4 años y una niña de cinco meses, natural de Galinduste, Salamanca. Policía nacional de los Tedax. Intentaba desactivar un coche bomba cuando éste explota. Otros dos policías murieron también, ocho más quedaron heridos, así como un bombero.

29/06/1989.
En Donostia. Varón de 49 años, padre de tres hijos, natural de Villa Mañón, León. Empleado en SAPA, era chofer de un miembro de Adegi y director de la empresa de armamento SAPA, al que querían secuestrar. La víctima aparcó el coche como lo hacía todos los días, en la calle Zubieta, para recoger a su jefe, y, al parecer, al percatarse de algunos movimientos raros de una persona junto al portal del empresario, se dirigió hacia él. La reacción fue la de dispararle al chofer cinco tiros. Murió cuando estaba siendo trasladado al hospital. ETA “lamentó” esta muerte.

19/07/1989.
En Madrid. Varón de 36 años, padre de una hija de 12 años, natural de Zaragoza. Comandante de Intendencia del Ejército. Ametrallan desde un coche el vehículo en el que se encontraba el comandante junto a otro mando militar. Los dos morirán en el atentado. También queda herido grave el soldado conductor.

19/07/1989.
En Madrid. Varón de 56 años, padre de tres hijos, natural de Toledo. Coronel de Intendencia. Le ametrallan desde un coche el vehículo en el que se encontraba el coronel junto a otro mando militar. Los dos morirán en el atentado. También queda herido grave el soldado conductor.

11/08/1989.
En Granada. Mujer de 55 años, madre de al menos dos hijos, uno de ellos funcionario de prisiones de la cárcel de Salto del Negro. Resulta muerta en su casa de Montillana, Granada, al hacer explosión una carta bomba que iba dirigida a su hijo funcionario. Otro hijo y una sobrina sufrieron heridas leves.

12/09/1989.
En Madrid. Mujer de 44 años, natural de Madrid. Fiscal del Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional. Miembros de ETA le disparan a la cabeza al interior del coche, a través de la ventanilla, al lado de su casa.

12/09/1989.
En Bilbao. Varón de 61 años, padre de un hijo, natural de Bilbao. Pescadero. Muerto al coger del buzón de su casa un paquete bomba. Once días después, el 23 de septiembre, ETA calificará el atentado de “error” y “equivocación irreparable”; el comunicado planteaba también “la más seria y sincera autocrítica”. Al parecer, ETA pretendía atentar contra otra persona, con el mismo nombre y primer apellido, propietaria de un concesionario donde la Policía compraba sus vehículos y que huyó del País Vasco tras este atentado.

29/09/1989.
En Irun. Varón de 34 años, padre de una hija de corta edad, natural de Molina de Segura, Murcia. Policía nacional. Muere al explosionar una bomba-lapa bajo su vehículo cuando realizaba su entrada en el recinto del cuartel de Irun.

06/10/1989.
En Donostia. Varón de 31 años, padre de una niña de 5 años, natural de Socil, León. Policía nacional que realizaba labores de escolta. Un individuo le dispara en la cabeza cuando se dirigía de paisano hacia el mercado de la Bretxa de Donostia.

06/11/1989.
En Algorta. Varón de 49 años, padre de dos hijos, natural de Castro de Rey (Lugo). Subinspector de Policía. Muere al explotar una bomba lapa en su coche particular cuando le dio al arranque en Algorta.

15/11/1989.
En Uribarri, Bilbao. Varón de 26 años, padre de dos hijos, natural de Guardo, Palencia. Vendedor ambulante. Muerto al poner en marcha su camión y explotar una bomba-lapa adherida a la carrocería. ETA le acusa de ser “un conocido traficante de drogas”.

17/11/1989.
En Madrid. Varón de 51 años. Teniente coronel del Ejército de Tierra. Muere ametrallado desde otro vehículo cuando el vehículo oficial en que viajaba se para en un semáforo junto al Ministerio de Agricultura en la capital española. El soldado conductor del vehículo quedó herido también por los disparos.

1990

30/01/90
En Galdakao. Varón de 39 años, padre de tres hijos, natural de Villagatón (León). Policía nacional del servicio de Automoción de la comisaría de Basauri. Muerto al explotar una bici-bomba aparcada junto a su vehículo, que es explosionada a distancia cuando el agente salía del bar Los Claveles de Galdakao.

13/03/1990.
En Donostia. Varón de 31 años, padre de dos hijos de corta edad, el pequeño de 6 meses, natural de Zamora, llevaba 30 años viviendo en el País Vasco, trabajaba de administrativo en la cárcel de Martutene. Había sido herido el día anterior por disparos realizados ante su mujer e hijo de corta edad. Tras ser operado en la Cruz Roja, quedó en coma y falleció.

04/04/1990.
En Pasai Antxo. Varón de 48 años, padre de tres hijas y un hijo, natural de Torregamones (Zamora). Guardia civil. Dos individuos le disparan cuando regresaba del trabajo a su casa en la localidad guipuzcoana.

06/04/1990.
En Donostia. Mujer de 30 años, madre de dos hijas de corta edad, natural de Donostia. Salía de cenar con su marido del bar Txiki de la capital guipuzcoana cuando un individuo les dispara a diez metros del establecimiento, muriendo ambos. ETA les acusa de “tráfico de drogas”. En el atentado también resulta herido fortuitamente un peatón. La Fundación de Víctimas lo considera como uno de los “asesinatos sin esclarecer” (Jorge Sainz en Crímenes sin firma, en El Diario Vasco del 14/08/2006).

06/04/1990.
En Donostia. Varón de 33 años, padre de dos hijas de corta edad, natural de Donostia. Salía de cenar con su esposa del bar Txiki de la capital guipuzcoana, cuando un individuo les dispara a diez metros del establecimiento, muriendo ambos. ETA les acusa de “tráfico de drogas”. En el atentado también resulta herido fortuitamente un peatón. La Fundación de Víctimas lo considera como uno de los “asesinatos sin esclarecer” (Jorge Sainz en Crímenes sin firma, en El Diario Vasco del 14/08/2006).

22/05/1990.
En Donostia. Varón de 24 años, natural de Portugal. Le disparan a la salida de un bar en el barrio de Buenavista de Donostia. La Policía le sitúa como “responsable de una banda dedicada al tráfico de drogas” (Vidas Rotas, p. 742). ETA le acusa de “traficante de drogas” (Egin 26/06/1990).

31/05/1990.
En Donostia. Varón de 65 años, padre de tres hijos, natural de Córdoba. Teniente de la Armada retirado. Había sido herido en la capital guipuzcoana el 1 de marzo por disparos cuando entraba en su portal en el barrio de Bidebieta. Falleció en el hospital de Donostia casi tres meses después.

03/06/1990.
En Iruñea. Varón de 30 años, padre de dos hijos, natural de Granada. Según La derrota de ETA, “había sido expulsado del Cuerpo Nacional de Policía en 1980 por actividades ligadas al narcotráfico”. Un individuo le dispara en el portal de su casa en el barrio de la Rotxapea, en Iruñea. ETA le acusa de “conocido traficante de drogas”. La Asamblea Antidroga de la Rotxapea le había denunciado públicamente en varios comunicados y hubo movilizaciones.
Fuente: La Vanguardia 04/06/1990

10/06/1990.
En Getxo. Varón de 42 años, natural de Bilbao, vivía con sus padres en Neguri, Algorta. Trabajador de Iberduero. Dos individuos le disparan en la cabeza en la cafetería Gwendolyne de Getxo. Al parecer, ETA se confundió de víctima y mostrará públicamente la “sincera autocrítica” por esta “acción errónea” e “irreparable”.

13/06/1990.
En Donostia. Varón de 74 años, natural de Cienfuegos (Cuba). Ex coronel retirado, había sido juez instructor militar del franquismo. Le matan de un tiro en la cabeza en el Paseo de la Concha de Donostia.
Fuente: La Vanguardia 14/06/1990

28/06/1990.
En Donostia. Varón de 74 años, padre de dos hijas, natural de Bilbao. Capitán de Infantería retirado. Muerto de un tiro en la nuca disparado por dos individuos junto a su casa, en el barrio del Antiguo de la capital guipuzcoana.

02/09/1990.
En Bilbao. Varón de 21 años, su esposa esperaba un hijo, natural de Zaragoza. Guardia civil. Muere al explosionar un coche bomba teledirigido contra las instalaciones de la Guardia Civil en el puerto de Uribitarte. La deflagración también alcanza mortalmente a un transeúnte y quedan heridos dos funcionarios municipales así como un guardia civil.

02/09/1990.
En Bilbao. Varón de 28 años, natural de Barakaldo, al que se le había parado el coche y trataba de arreglarlo con la ayuda de dos trabajadores de la OTA, que resultarán heridos por la explosión de un coche-bomba que mató al joven. Al parecer, la víctima mortal era simpatizante de Herri Batasuna. El atentado tenía como objetivo el puesto de la Guardia Civil en el muelle de Uribitarte, en el centro de Bilbao.

06/10/1990.
En Plentzia. Varón de 43 años, padre de tres hijos, residía en Erandio. Hostelero, había sido guarda de seguridad en la central nuclear de Lemoiz, regentaba un restaurante de Plentzia. Le disparan en el interior del bar Zabala de esa localidad vizcaína. ETA le acusa de “traficante de drogas”.

18/11/1990.
En Santurtzi. Varón de 34 años, padre de dos hijos, natural de Tegueste, Santa Cruz de Tenerife. Policía nacional. Muerto al hacer explosión un camión-bomba dirigido contra el convoy policial que salía del campo de fútbol del Kabiezes, Santurtzi. Muere en el atentado otro policía y dos más quedan heridos graves.

18/11/1990.
En Santurtzi. Varón de 40 años, padre de dos hijos, natural de Cayón, A Coruña. Policía nacional. Muerto al hacer explosión un camión-bomba dirigido contra el convoy policial que salía del campo de fútbol del Kabiezes, Santurtzi. Muere en el atentado otro policía y dos más quedan heridos graves.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 42 años, padre de cuatro hijos, natural de Casillas de Coria, Cáceres. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 53 años, padre de cuatro hijos, natural de Gor, Granada, conducía la furgoneta. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 36 años, padre de un hijo, natural de Barcelona. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 43 años, padre de dos hijos, natural de Badajoz. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 53 años, padre de dos hijos, natural de Cilleros, Cáceres. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

08/12/1990.
En Barcelona. Varón de 29 años, recién casado, natural de Torre del Bierzo, León. Policía nacional muerto por un coche bomba cerca del campo de fútbol de la Creu Alta, en Sabadell (Barcelona). Otros cinco policías resultan muertos, dos más heridos, al igual que nueve civiles transeúntes.

13/12/1990.
En Donostia. Varón de 52 años, vendedor de prensa, personaje conocido en la Parte Vieja donostiarra. Dos individuos le disparan cuando aparcaba su moto en Ulía, Donostia. ETA le acusa de ser “chivato de la Policía”.

14/12/1990.
En Zornotza. Varón de 37 años, padre de tres hijos, natural de Bilbao. Policía nacional. Un artefacto bajo su vehículo explosiona cuando la víctima movió el coche en un taller de reparación. Otra persona resultó herida por la explosión.

Este listado es INCOMPLETO y está en constante construcción.

Si dispone de más información sobre cualquiera de estos casos o información sobre casos que no aparecen, le rogamos que nos remita esos datos a info@argituz.org

Este listado no contiene nombres por motivos relacionados con la legislación de protección de datos personales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies